La Facultad de Ingeniería de Olavarría trabaja en “papel bio-amigable”

El Eco

Un grupo de estudiantes de la Facultad de Ingeniería de Olavarría puso en marcha un interesante proyecto sobre lo que denominan “papel bio-amigable”. Consiste en reciclar el papel desechado de esa unidad académica y de una Escuela secundaria de la UNICEN, para luego confeccionar material destinado a un Jardín de Infantes.

“La idea original surgió en una clase posterior a una asamblea universitaria que derivó en la toma de las facultades”, contó la docente Julia Tasca, orientadora de la iniciativa. “Antes de empezar la clase de Fisicoquímica debatimos sobre lo que había pasado, y nos llevó a pensar cómo la universidad puede ayudar a la sociedad, visibilizar lo que podemos ofrecerle”, destacó. Paralelamente, la UNICEN abría una convocatoria a actividades estudiantiles de Extensión, lo que le dio a la propuesta el marco ideal.

La Facultad de Ingeniería hace ya tiempo que recolecta todos los papeles reciclables que no se utilizan, y en ocasiones la venta de ese papel ha permitido donaciones de útiles a otras instituciones. Esa iniciativa fue impulsada por Nodocentes un Día del medio ambiente de 2015, y desde ese año se sostiene con voluntades de la comunidad universitaria. Este grupo de estudiantes ensambló esta práctica, sumó a la Escuela Nacional Adolfo Pérez Esquivel que funciona en el Complejo Universitario Olavarría, y le dio una nueva vuelta de tuerca.

Proyecto “Papel bio-amigable”

Como para hacer papel reciclado también se necesita agua, y el proyecto tiene entre sus objetivos contribuir al medio ambiente, se reutilizará el agua de los Laboratorios que se emplea para destilar.

“Lo importante es ver cuántas capacidades y cuántas cosas se ponen en juego cuando ellos son protagonistas de hacer”, comentó Tasca, “el día que armamos el proyecto unos escribían, otros buscaban precios, entraban chicos de otras materias, sacaban cuentas”. Y es que además de estudiantes del Profesorado en Química e Ingeniería Química, se sumaron jóvenes de Ingeniería Industrial. “Hubo un trabajo de logística al vincular y potenciar iniciativas que ya estaban en marcha. Porque incluso recuperaron materiales de trabajo, bastidores, y demás, de cuando otro grupo de estudiantes realizaba papel reciclado”, explicó.

En este sentido, el Centro de Estudiantes de Ingeniería hace años que apadrina al Jardín de Infantes N° 918 de Olavarría, y por eso lo eligieron; para colaborar con las expresiones artísticas y creativas de los niños y niñas que allí asisten, ya que el papel es de los materiales que más utilizan. “Como parte de las actividades que desarrolla el Centro en el Jardín, se realiza todos los años un encuentro recreativo en el que el jardín visita nuestra Facultad, juega y merienda junto a estudiantes de la FIO. En el mes de diciembre nos sumaremos a la actividad a través de la donación del papel reciclado, de pinceles y témperas”, señalaron.

Finalmente, la convocatoria pedía vincular alguna temática del contenido de la asignatura. “Aprovechamos que vamos a agregar componentes vegetales, entonces después de hacer la producción vamos a tener un efluente coloreado. Para articular la propuesta con la formación académica, luego lo trataremos poder usarlo sin que contamine, en por ejemplo, regar”, completaron.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario