fbpx Advertencia a los comercios, 31 infracciones labradas y vecinos ruidosos en la primera semana de cuarentena obligatoria – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Advertencia a los comercios, 31 infracciones labradas y vecinos ruidosos en la primera semana de cuarentena obligatoria

A siete días de haberse decretado el aislamiento obligatorio en todo el país, las contravenciones por incumplimiento no bajan de 20 diarias. Los comercios acataron casi sin complicaciones la reducción horaria, mientras que los puestos sanitarios de las rutas lo extendieron. Todavía hay dudas sobre las excepciones y los horarios de atención.

Mariano Leunda

Transcurrió la primera semana de cuarentena social, preventiva y obligatoria en todo el país y los tandilenses han pasado por una diversidad de estados y situaciones. Guiados por el Gobierno local, que desde un principio advirtió sobre los cuidado de seguridad para evitar la propagación del Covid-19, los ciudadanos han manifestado desde ansiedad, miedo y rebeldía.

En un principio la reacción fue abalanzarse hacia los supermercados para proveerse de alimentos y otros artículos de primera necesidad, debiendo estos comercios junto a las autoridades municipales, establecer reglas claras para los clientes.

Por esos días, todavía resultaba un tanto extraño ver a personas caminar con barbijo o maniobrar con guantes de látex. El tiempo pasó y las medidas se recrudecieron, la comunidad fue acatando las reglas y empezó a ser común tomar distancias al momento de realizar trámites, esperar para entrar, cubrirse con el ángulo del codo al toser y dejar de saludarse con un beso o abrazo como estamos acostumbrados.

Las nuevas tradiciones se fueron fijando hasta en los hogares, con actos mínimos como dejar los zapatos al ingresar de la calle, lavarse repetidamente las manos e incluso limpiar los paquetes que provengan del exterior. A pesar de todo esto, la gente todavía no puede habituarse a permanecer adentro.

Salir en cuarentena

En lo que va de la medida decretada por el presidente Alberto Fernández, en Tandil todos los días se infracciona a personas por no cumplir la norma. Aunque al comienzo los oficiales de la policía transitaban las calles advirtiendo sobre la determinación, a la vez que acudían ante los cuatro llamados por minuto de denuncia para acompañarlos hasta su casa si era necesario, debieron empezar a aplicar el Código Penal.

Como había manifestado el Jefe de Estado, las personas que incumplan “estarán incurriendo en un delito”. Por lo tanto, se aplica el artículo 205 que estima “prisión de seis meses a dos años al que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

El número de contravenciones diarias fue variando entre 20 y 30 sin descender de esa cantidad. Ayer mismo la Jefatura Distrital informó que se infraccionó a 31 personas por estar transitando sin autorización ni motivos suficientes que respalden su permanencia fuera de la casa.

Más allá de esto, el movimiento de las calles se ha modificado notoriamente. Menos vehículos, menos ruido, menos gente. Son tan solo unos pocos los que salen a trabajar de manera autorizada y otros pocos los que tienen que aprender a acatar la regla.

Calles extensas vacías y una circulación claramente reducida también en las rutas, de acuerdo a lo que han manifestado desde los controles sanitarios, que ahora funcionan las 24 horas.

Los vecinos avisan

Por otro lado, el ingenio de la población para pasar los días de encierro va buscando distintos matices y no siempre son bienvenidos por el resto de los vecinos.

Esto tiene que ver con que algunos lectores del diario han expresado su malestar ante algunos domicilios con la música fuerte. “Están de fiesta”, exageraron algunos, remitiendo al volumen de sus colindantes.

Otros, abrazando la excusa de pasear al perro también han salido de sus casas alertando a los ciudadanos más atentos, que se comunicaron con este Diario para advertirlo. En algunos casos, la Policía también ha intervenido para recordar que el permiso ligado a las mascotas es hasta la vereda de la misma casa, apenas pasando la puerta, siempre y cuando no cuente con un patio. La medida es diferente a la que rige en Capital Federal, donde tienen cien metros a la redonda para trasladarse.

La atención al público

Una nueva disposición se implementó esta semana, y desde el viernes los comercios deben cumplir un horario reducido de 7 a 18. Desde ese día que los inspectores de la Dirección de Inspección y Habilitaciones del Municipio están realizando recorridos notificando del decreto a los negocios. Ayer mismo informaron a las estaciones de servicios de su nuevo horario de 7 a 23.

Según contó el titular del área, Javier Camgros, con respecto a este asunto mayormente no hubo problemas. “Estuvimos trabajando con las distintas comisarías, pero se acató con bastante normalidad”, dijo.

De todas maneras, reveló que hubo algunos rubros que consideraron que podían hacer deliverys y se les explicó que no. Así que tanto el viernes como ayer no ha habido dificultades significativas, de acuerdo a su informe. Asimismo, las rotiserías, que debían respetar el horario hasta las 21, también han acatado con normalidad.

Al referirse a las denuncias de los vecinos sobre la apertura de negocios, aclaró que a diferencia del viernes “casi no hubo”. “Solamente se presentó una sola con respecto a un comercio que pensaron que no debía funcionar, pero se trataba de una ferretería y está contemplada en las excepciones”, indicó.

A parte de esto, compartió que ha seguido teniendo consultas ya que la gente aún tiene dudas sobre distinta actividades. Explicó que sucede que muchos se creen esenciales, “es gente que pretende abrir diligencias que no corresponden buscando encuadrarse, al menos, en alguna línea de delivery”.

La conclusión es que el comportamiento está siendo acorde a las normativas, en cuanto a las habilitaciones y permisos.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

Deja un comentario