Aquí ganó el deporte

 

Por Eduardo Aldasoro

 

En un mundo contemporáneo convulsionado por tremendos fenómenos políticos y sociales, el deporte mantiene su grandeza libre de toda contaminación perjudicial. La prueba la tenemos con aquellos deportistas que nos representaron o nos representan a nivel internacional, muchos de ellos nacidos en esta ciudad y formados en nuestro medio, como Mariano Zabaleta, Bernardo Romeo, Ariel Garcé, Juan Eluchans y Juan Martín Del Potro, entre otros.

Desde hace tiempo, llevan a cabo emprendimientos sociales con una organización que moviliza un amplio sector de la ciudad en apoyo al Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas. Sencillamente, una actitud para aplaudir. En esta oportunidad, la fiesta a beneficio estaba programada para el 25 de noviembre pero tuvo que ser postergada para antes de fin de año. La sede iba a ser el club Ferrocarril Sud, con juegos para chicos, un torneo de baby fútbol y un partido de fútbol entre tenistas y futbolistas.

Desde la organización, se remarcó la intención de que el público asistente pueda interactuar con los protagonistas, que serán muchos y de gran trayectoria. Entre ellos, los extenistas David Nalbandian, Gastón Gaudio, Agustín Calleri, Guillermo Coria, Juan Mónaco y Diego Junqueira, además de Máximo González, aún en actividad. Del lado del fútbol: Leonardo Astrada, Fernando Cavenaghi, Pablo Aimar, Diego Placente y Guillermo Pereyra (entrenador de Santamarina), entre otros. El arbitraje estará a cargo de Héctor Baldassi, mundialista en 2010.

Son muchas las entidades deportivas y los deportistas del país que se dedican a través del deporte no sólo a su difusión, sino también a la formación de sus deportistas, porque se interpreta que quien lo practica debe contar con un sentimiento sublime de lealtad, de honor hacia sus adversarios. El de la hidalguía en la derrota y la humildad en la victoria. El deporte es fraternidad, ennoblece a quien lo ejercita. Allí donde todos son iguales. Allí donde todos conviven en paz.

Sin lugar a dudas, será una verdadera fiesta, a través del deporte se entregará un singular apoyo al Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas. Somos conscientes de lo que representa para la ciudad este organismo tan caro en la vida de todos los tandilenses.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario