RUMBO A LAS 24 HORAS DE DAYTONA

Canapino quedó octavo

Canapino, en Estados Unidos.

Internet

Agustín Canapino, con un Cadillac DPI de la fórmula IMSA, culminó octavo luego de los tres días de actividad en el ROAR Before 24, las pruebas para ordenar la ubicación en los pits de cara a las 24 Horas de Daytona, que se correrán el sábado 26 y domingo 27 en Estados Unidos.
Canapino, tricampeón de Turismo Carretera, integra la escudería de su compatriota Ricardo Juncos, el “Juncos Racing”, con los estadounidenses Will Owen y Kyle Kaiser, y el australiano René Binder, indicó la página del equipo.
El sábado, el piloto de Arrecifes giró en la sesión nocturna en la pista ubicada en el estado norteamericano de Florida, donde el tráfico que encontró en sus primeras vueltas no le permitió ser del todo rápido.
Sin embargo, el piloto argentino fue el usuario de Cadillac más veloz en el promedio de cinco vueltas, alternativa más que válida por tratarse de la previa de una carrera de 24 horas.
El domingo, en la tercera y última jornada, Canapino utilizó la práctica matutina para sumar en la clasificación que ordena los pits. En esta última actividad clasificó octavo, con un tiempo de 1’34”796/1000, en una gran performance en su debut como piloto en la divisional y en el Juncos Racing en IMSA.
Desde el viernes, cuando quedó cuarto en el cierre de su primera jornada oficial, el campeón del TC sorprendió a propios y extraños en IMSA. A partir de allí, se mantuvo como la referencia de Juncos Racing en cada oportunidad que tuvo que salir a pista.
Los trabajos ahora se enfocarán en la carrera, que se largará el sábado 26, aunque el regreso a las pistas para la puesta a punto será el jueves 24.
Al cabo de la actividad del domingo, Canapino destacó que fue “una muy buena clasificación, con un octavo lugar por delante de dos Cadillac de equipos con trayectoria en la categoría”, señaló mediante una gacetilla de su equipo de prensa.
Eso le permitió al arrecifeño estar “cerquita de otros top, a tres décimas de Montoya y de Taylor, ganador de 2017 y poleman de 2018, respectivamente“. La tarea, explicó, fue “mejor de lo que hubiese esperado por tratarse no sólo de mi debut, sino también del equipo”.
El oriundo de Arrecifes aseguró que “vamos conociendo el auto y demostramos que lo fuerte nuestro no es la vuelta rápida sino el ritmo en carrera, que es muy importante para una competencia de 24 horas. Ser competitivo en este tipo de autos, con tanta carga aerodinámica y frenos de carbono es mejor de lo que hubiese imaginado”, concluyó Canapino. (Télam).-

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario