Con sus armas de siempre, Excursionistas le ganó a Gimnasia y se abrazó al campeonato

Excursionistas tiñó la noche tandilense con los colores verde y blanco, al coronarse campeón 2017 de la Unión Regional Deportiva. Derrotó a Gimnasia y Esgrima, 2-0, y desniveló la serie que había empezado siete días antes con un empate sin goles.

El club de calle Las Heras alcanzó una coronación largamente merecida, de acuerdo a lo expuesto a lo largo de la temporada. Y cortó una larga serie sin festejos, que se extendía desde el campeonato de la Liga Tandilense de Fútbol de 1975.

Fue el premio para una institución en crecimiento, que formó un equipo con varios jugadores de experiencia y supo salir airoso a momentos complicados durante el año.

Ayer, en el estadio San Martín, selló la consagración con una trabajosa victoria, en las que expuso sus armas habituales de oficio y oportunismo. Sacó ventaja en un tiro libre de Rodolfo Valerio, sufrió en extensos pasajes ante los embates de Gimnasia y desató el festejo con un penal convertido por Laureano Pereyra en el minuto 89.

Después, ya en el descuento, hubo incidentes entre jugadores y tarjetas rojas por doquier del árbitro Alvarez, que estuvo a la altura de un partido jugado por momentos con exceso de tensión.

Esa característica se vio también en lo futbolístico. Hubo temor a los errores y eso se trasladó a un desarrollo desprolijo y con pocos pases precisos. Lucía más metido Excursionistas y aprovechó las dudas de su rival para llegar al gol. Corrió Arteagaveytía con espacios para aprovechar, lo bajó Cabrera fuera del área y aprovechó Valerio para meter el tiro libre cruzado y contra poste izquierdo, para el 1-0 con complicidad del arquero.

Pasados los 20′, creció el “Lobo”. Empezó a manejar la pelota con otro ritmo, dominó en lo territorial y llevó algo de peligro.

Sus situaciones, sin embargo, fueron bastante espaciadas. Lo tuvo en un cabezazo alto de Elorriaga desde el borde del área chica, y en un pase bajo de Lajos que Barbeira no alcanzó a rematar de frente al arco.

Del otro lado, el equilibrio defensivo estuvo con Oscar bien parado cerca de los centrales y una línea de cuatro que nunca se adelantó.

El ingreso de Gancedo por Funes, que estaba amonestado, le dio otra posibilidad de ataque al equipo de Aramburu. Fue de volante por derecha con tendencia ofensiva, cambió de banda Corrado y el segundo tiempo pareció una prolongación del primero en cuanto a las intenciones de uno y otro.

Calvo tuvo trabajo en un envío bombeado de Barbeira, un despeje de Oscar se perdió apenas desviado, el arquero atrapó un cabezazo de Lajos y un remate de Ledesma se fue ancho contra poste derecho.

Con Benítez en cancha y tres defensores, la búsqueda gimnasista se volvió más sostenida. Pero le faltó frialdad en los metros finales como para tomar mejores resoluciones.

“Excursio” se sostuvo en Calvo y en la aparición de Valerio y Alonso para conservar la pelota. Agazapado para lastimar, respondió con un par de buenos ataques: Cabrera tapó una llegada de García tras pase de Arteagaveytía; quien luego ubicó en buena posición a Alonso, cuyo remate cruzado se fue desviado.

Cuando Gimnasia volvió a estar de cara al gol, nuevamente Calvo sacó un cabezazo de Benítez y le ganó el duelo a Barbeira.

El ingreso de Orsingher le dio frescura al ataque albiverde, aunque en una falta que le cometieron terminó yéndose expulsado Oscar por pedir amonestación para el rival. El pibe que llegó desde el banco terminó siendo determinante para el 2-0: corrió desde campo propio entre dos rivales, Cabrera le tapó la definición, fue a buscar el rebote contra Elorriaga y el árbitro Alvarez marcó penal cuando parecía pelota dividida sin infracción.

Desde los once metros, Pereyra la puso contra el ángulo derecho y Excursionistas se sintió campeón sin necesidad de esperar el final.

Gimnasia, dignísimo en lo futbolístico, falló en algunos de sus integrantes al momento de asumir la derrota. Y en un largo tumulto quedó con ocho por las expulsiones de Cabrera, Rodríguez y Mouhapé, sumado a Funes desde el banco de suplentes. También vio la roja Valerio y el nueve contra ocho mostraba un campo de juego enorme para el tramo final.

Gigante como este Excursionistas moldeado por Moreno y que, a pura experiencia y oficio, se transformó en el mejor del año.

EXCURSIONISTAS 2-GIMNASIA 0

(8) Pablo Calvo

(6) Julián García
(7) Laureano Pereyra
(6) Diego Lecuona
(6) Agustín Ferreyra

(6) Leandro Oscar

(7) Rodolfo Valerio
(7) Martín Alonso
(5) Juan C. González

(6) Ramiro Arteagaveytía
(6) Diego Pérez Rivero

Juan L. Moreno

José L. Cabrera (4)

Emanuel Rodríguez (5)
Rodrigo Elorriaga (6)
Franco Lunghi (6)
S. Martínez Castelli (6)

Emanuel Corrado (5)
Facundo Ledesma (7)
Juan C. Mouhapé (6)
Marcos Funes (5)

Juan I. Barbeira (6)
Brian Lajos (5)

Fernando Aramburu

Cancha: estadio San Martín. Arbitro: Rodrigo Alvarez (6). Goles: PT: 14′ Valerio (E). ST: 44′ Pereyra (E), de penal. Cambios: en Excursionistas: ST: 13′ Lucas Olagaray (6) por González, 26′ Nicolás Arhia por Arteagaveytía y 34′ Axel Orsingher por Pérez Rivero. En Gimnasia: ST: al comienzo, Marcos Gancedo (7) por Funes, 21′ Valentino Benítez (7) por Martínez Castelli y 31′ Ariel Fernández por Corrado. Incidencias: ST: expulsados 40′ Oscar (E); 48′ Valerio (E), Cabrera, Rodríguez, Mouhapé y Funes (GyE), éste en el banco de suplentes. Lunghi (GyE) terminó ocupando el arco.

La figura
Pablo Calvo

Muy solvente en el juego aéreo, desactivó varios intentos ofensivos de Gimnasia. El arquero de Excursionistas también se lució con apariciones puntuales para mantener el 1-0 parcial.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario