El arbitraje de Baliño: Elizondo hizo una autocrítica y negó influencias políticas

Baliño fue muy cuestionado por su arbitraje en River-Godoy Cruz.

Archivo

El director de Arbitraje Nacional, Horacio Elizondo, aseguró que la decimosexta fecha de la Superliga argentina de fútbol “fue crítica” para los árbitros y que obligará a “una semana de replanteo y reflexión” debido a la baja calidad de los arbitrajes en casi todos los partidos.

Asimismo, negó terminantemente que haya una tendencia de los arbitrajes para beneficiar a Boca Juniors: “No me junto con (el presidente de la Nación, Mauricio) Macri para ver a quien poner o sacar”, sostuvo Elizondo.

“Estamos preocupados por el rendimiento de este fin de semana. Te preparás toda la semana para ganar y te das cuenta de que perdiste 5-0. Perdimos el viernes, el sábado y ayer (por el domingo). Esperemos que no nos pase (cuando concluya la fecha con tres encuentros)”, reconoció sin titubeos Elizondo, quien toma a los árbitros “como un equipo más adentro de la cancha”.

El ex árbitro mundialista tiene en claro que “hay que doblegar el trabajo y el esfuerzo” porque “no se puede tener un margen de error tan amplio”.

“Creo que estamos atravesando un mal momento. Las cosas no están saliendo como queremos. El índice de eficacia está muy bajo y el arbitraje está pasando por un mal momento. Esta fecha fue critica. Será una semana de replanteo y reflexión. Ya estamos evaluando quá vamos a hacer para la próxima fecha”, profundizó.

En otro tramo de una nota con TyC Sports, Elizondo negó que los árbitros sean manipulados o que tenga relación con cualquier entramado que incluya al presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, quien reconoció cierta simpatía boquense en el pasado; al presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici; y al presidente de la Nación, Mauricio Macri.

“Creo que se juega a un juego peligroso con declaraciones estratégicas, algo que llega hasta a la política nacional. Nosotros debemos tratar de abstenernos de todo eso. Debemos estar enfocados en nuestro trabajo”, aseveró.
Elizondo reconoció que “en los casos de (Jorge) Baliño o (Silvio) Trucco, venían con alto rendimiento y un buen nivel de eficacia, y se encontraron en un nivel de dificultad importante, sobretodo ayer Jorge (en el partido que empataron 2-2 River y Godoy Cruz)”.

Trucco quedó en el ojo de la tormenta por su desempeño en San Lorenzo 1- Boca 1, donde convalidó el empate de Carlos Tevez en un discutible off-side y expulsó a los jugadores locales Facundo Quignon y Gabriel Rojas, en tanto que Baliño fue blanco de todas las críticas por su deslucido trabajo del domingo en el Monumental.

Por tratarse de San Lorenzo, con un partido pendiente es escolta de Boca a nueve puntos, y River, el clásico rival de los “xeneizes”, las suspicacias comenzaron a circular y se hizo una bola de nieve gigante que llegó hasta Balcarce 50.

“En todas las épocas algo se decía de alguien. En cuanto al arbitraje de Trucco y Baliño, el máximo responsable soy yo. El que los puso en el sorteo calificado fui yo. No me junto en la Quinta presidencial con Macri para saber que árbitro poner o sacar. Esas suposiciones quedan para una mente muy imaginaria”, sentenció, cargándose la mochila de las responsabilidades.

Más allá de reconocer los errores de los hombres bajo su control, Elizondo reconoció que “muchas de estas jugadas polémicas se podrían haber solucionado con el VAR” y puso especial atención a las tres polémicas del partido entre River y Godoy Cruz.

“En la jugada del penal de Pratto, Baliño no tiene la mejor visión. El offside de (Santiago) García fue muy grande, ese es error del línea que estaba distraído. Jorge falló en la del pase atrás de Maidana, no hay intención, y esa es la jugada que más me duele porque se equivocó en la interpretación”, detalló.

Elizondo dejó en claro que pese a su deseo del uso de la tecnología en el fútbol y pese al mal momento que viven los árbitros, no está convencido de que se pueda utilizar el VAR para la final de la Supercopa Argentina entre River y Boca, el 14 de marzo en Mendoza. “Es una posibilidad muy riesgosa. Lleva tiempo de capacitación y no sé si estamos cien por ciento preparados”, aclaró.

Por último, no solo remarcó que la designación del árbitro para ese partido sería “a dedo” si fuese por él, aunque anticipó que pedirá la opinión de “Chiqui” Tapia y de los presidentes de ambos clubes, al tiempo que reconoció que tiene la idea de empezar a designar personalmente a los jueces de acuerdo con la performance de cada uno y la relevancia del partido.

“Si lo hago por sorteo o lo hago a dedo, la responsabilidad de lo que hagan los árbitros dentro de la cancha siempre va a ser mía. Así que no descarto empezar a designar a dedo”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario