En una serie sufrida, Pella le dio el triunfo a Argentina

zzzzinte1Argentina's tennis player Guido Pella (L) celebraters with teammate Diego Schwartzman after defeating Chile's Christian Garin during their 2018 Davis Cup Americas Group second round single tennis match at Aldo Cantoni stadium in San Juan, Argentina on April 7, 2018. / AFP PHOTO / Andres Larroverezzzz

El Eco

Argentina concretó una remontada notable, le ganó a Chile por 3-2 en el cruce de Copa Davis de la Zona Americana I e irá en busca del regreso al Grupo Mundial, en una serie apasionante jugada en San Juan que tuvo como héroe al bahiense Guido Pella, quien le ganó el quinto punto al chileno Christian Garín por 6-3 y 7-6 (7-3).
Pella, ubicado en el puesto 63 del ranking mundial de la ATP, empleó una hora y 49 minutos para doblegar a Garín (217) y desató la euforia del público que agotó las 5.000 localidades que ofreció el coqueto estadio sanjuanino Aldo Cantoni.
Argentina, que saboreó las mieles del éxito cuando ganó la Davis el 27 de noviembre de 2016 en Zagreb, Croacia, y sufrió el descenso un año más tarde, tendrá la posibilidad de regresar al Grupo Mundial en septiembre, cuando asumirá un Repechaje ante un rival que se conocerá el miércoles próximo en Londres, en el sorteo que efectuará la Federación Internacional de Tenis (ITF).
La serie entre argentinos y chilenos había comenzado adversa ayer con el triunfo de Jarry sobre Nicolás Kicker por 4-6, 7-6 (8-6) y 6-2, pero luego llegó la igualdad de la mano de Diego Schwartzman, quien venció a Christian Garín por 7-6 (7-2), 6-7 (2-7) y 6-2.
En el punto de dobles, el tercero de la eliminatoria, el que inauguró la segunda jornada, Hans Podlipnik y Nicolás Jarry vencieron a Guido Pella y Máximo González por 6-7 (7-9), 7-5 y 6-3 y dejaron a la Argentina al borde de la derrota.
Sin embargo, apareció en escena Schwartzman, el tenista con mayor ranking de la serie y campeón este año en Río de Janeiro, y venció a Jarry por 6-4 y 6-4 para estirar la definición al quinto punto.
El capitán Daniel Orsanic, un gran estratega, algo que quedó en evidencia en 2016 cuando seleccionó a la perfección a cada tenista para las series ante Polonia, Italia, Gran Bretaña y Croacia, en la inolvidable gesta que terminó con el título, se jugó una carta más y puso en cancha al bahiense Pella y no a Nicolás Kicker como había anunciado en el sorteo del jueves.
Pella, único integrante de la actual formación que fue campeón de la Davis en Zagreb, en el histórico triunfo sobre Croacia (3-2), aceptó el desafío y salió a jugar un partido que se debía hace tiempo.
Los antecedentes decían que el “zurdo” le había ganado a Garín las dos veces que se enfrentaron, en los Challengers de San Pablo y Montevideo, ambos en 2015, pero la realidad mostraba otra cosa, que Pella tenía sed de revancha, quería desquitarse porque había estado en las dos derrotas dolorosas ante Italia en Buenos Aires y luego ante Kazajistán, la que decretó el descenso de categoría.
El partido decisivo comenzó con errores y nervios de los dos lados, la tensión se palpaba en el estadio, y por eso el público argentino cumplió un rol clave, ya que alentó sin parar y acalló a los 500 chilenos ubicados en un rincón de la platea norte.
Pella, muy irregular, estuvo más preciso en la devolución de servicio, así quebró a Garín tres veces, se adelantó 2-1 y 4-3, y finalmente definió por 6-3, en un set que le dio mucha confianza.
En el segundo parcial, Garin tomó la iniciativa y se adelantó 2-0 tras quebrar a Pella en el primer punto.
Sin embargo Pella no decayó, al contrario, retomó su planteo inicial jugando tiros profundos e inclinó el partido en su favor, aunque un par de vacilaciones llevaron el set al tie break.
En la definición rápida se vio lo mejor de Pella, ya que jugó suelto, con convicción y fue a buscar los puntos con su derecha ahora más afinada, así se puso rápido “match point” con el estadio convertido en una caldera.
Pella concretó su victoria con una devolución perfecta que encontró como respuesta una derecha de Garín que se fue ancha y se desató el festejo, que se prolongó debido a que costó bastante más de lo que podía preverse.
Argentina venció a Chile y a sus fantasmas, esos que lo perseguían desde que alzó el título y el próximo desafío será regresar al grupo de elite, del que nunca debió haberse ido, pero pagó un precio muy alto tras las renuncias de tres campeones, el crack tandilense Juan Martín Del Potro, el correntino Leo Mayer y el azuleño Federico Delbonis.
Por eso era importante la victoria, porque sin los tres mencionados, Schwartzman, Pella y Kicker tomaron la posta y serán los que integrarán el equipo en el próximo desafío.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario