Escribano se decidió por el cambio

Movimiento intenso en la parte final de 2017, para ir pergeñando el nuevo certamen. Luego de una temporada con buenos trabajos y resultados parciales para tener en cuenta, Guillermo Oscar Escribano dejará el Chevrolet (vendido a Sergio Callejo) y subirá a la Dodge exAlberto Domínguez que llevará motores Chevrolet suministrados por el team Casanovas Motor Sport. “Adquirimos la Dodge de Alberto, un buen auto que funcionó muy bien en la clase A. Estamos con muchas expectativas y abocados al proyecto. La Dodge llevará motores Chevrolet provistos por Martín Casanovas, y en la primera carrera vamos a contar con la atención de Alberto Domínguez, que conoce muy bien el auto. Una nueva etapa para nosotros en la clase B, que mostró un 2017 con entretenidas carreras y protagonistas muy competitivos”, le comentó Escribano a vertigomotorsport.com.

El balance de 2017 fue sumamente favorable para el expiloto de la Monomarca: “Estoy conforme, al igual que la familia, el equipo y los sponsors que nos han acompañado todo el año. En las primeras carreras no se dieron algunos resultados, pero luego pudimos enderezar y componer el rumbo redondeando resultados gratificantes. La categoría tiene un gran potencial, difusión y al público le seduce la lucha de marcas, por eso tiene tanta convocatoria en la región”, agregó el serrano, dejando sus saludos y deseos para 2018: “Un especial deseo y felicidades para todos los que me han acompañado durante la temporada, mi familia, el grupo de trabajo y los auspiciantes. Esperamos encontrarnos en la primera carrera del año en Lobería” sostuvo Guillermo Escribano.