fbpx Everton volverá a la carga por Wilmar Barrios – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
BOCA JUNIORS

Everton volverá a la carga por Wilmar Barrios

El equipo inglés busca al volante colombiano. Alfaro piensa en Campuzano, otro “cafetero”, para reemplazarlo.

Benedetto, Goltz y Tevez, ayer en Cardales.

Agencia

Everton, club de la Premier League inglesa, volverá a la carga esta semana por el volante “xeneize” colombiano Wilmar Barrios, cuya cláusula de rescisión asciende a 23 millones de dólares y Boca Juniors irá por su compatriota Jorman Campuzano, de Atlético Nacional de Medellín, para reemplazarlo.

Everton, donde revistara hasta el año pasado el exzaguero central riverplatense Ramiro Funes Mori, ya había buscado a Barrios a mediados de 2018, pero en aquella ocasión el mediocampista eligió quedarse en Boca para disputar el tramo final de la Copa Libertadores.
Sin embargo ahora, una vez cumplido ese objetivo, Barrios está dispuesto a emigrar al fútbol europeo, un sueño que acuna desde su misma llegada al club de la Ribera, y que le sirvió de trampolín para alcanzarlo.
El club inglés está dispuesto a acercarse a la cifra estipulada para la cláusula de rescisión; y el futbolista y quienes lo representan, a ejecutarla.
Por eso, el flamante director deportivo boquense, Nicolás Burdisso, junto al segundo de su área, Aníbal Matellán, en concordancia con el entrenador Gustavo Alfaro, que tiene amplios conocimientos del fútbol colombiano a partir de estar contratado por la cadena Caracol para comentar distintos eventos internacionales como Copa América y Mundiales, ya están manejando una alternativa potable y por demás interesante: Campuzano.

El joven mediocampista de 22 años no tiene las mismas características de Barrios sino que se acerca más al juego del lesionado Fernando Gago, algo que estimula al cuerpo técnico “xeneize” ante la prolongada ausencia, sino hasta el propio retiro de “Pintita” de la práctica profesional, luego de la nueva ruptura del tendón de Aquiles que sufrió en la definición de la Copa Libertadores ante River Plate.

En esa búsqueda también se incorpora otro colombiano, el lateral Frank Fabra, que ya recuperado de una lesión de ligamentos cruzados podrá volver al primer equipo este año, por lo que volverá a ocupar cupo, algo que Boca piensa liberar nacionalizándolo argentino, un trámite legalmente posible porque el jugador ya lleva tres años radicado en el país.

Los otros objetivos inmediatos de la conducción auriazul también apuntan al mediocampo y son los volantes de Godoy Cruz de Mendoza, Ángel González, y de Argentinos Juniors, Alexis Mac Allister, el hijo de “Colorado”, de gran paso por la institución de la Ribera en su época de futbolista.

González, de 24 años, podría ser jugador de Boca desde mañana, a cambio de 3.000.000 de dólares por el 80 por ciento de su pase, mientras que por el pampeano Mac Allister, que el 24 de diciembre cumplió 20 años, la idea de la directiva “xeneize” es comprárselo a Argentinos Juniors por un monto inferior a los 5.000.000 de dólares en los que está estipulada su cláusula de rescisión.

Finalmente, para la semana entrante Burdisso y Matellán piensan reunirse con el responsable general de las divisiones inferiores del club, Claudio Vivas, para analizar su continuidad en el cargo, mientras que simultáneamente y, por el momento, más apuntado a un cargo de asesor futbolístico global y no específicamente de las categorías menores, sigue creciendo el nombre de un exjugador boquense: el marplatense Walter Erviti.

El plantel boquense, mientras tanto, sigue con su pretemporada en Cardales realizando, como ayer, trabajos en doble turno.
En una jornada lluviosa por la mañana y calurosa por la tarde los dirigidos por Alfaro realizaron primero tareas físicas y posteriormente con pelota. En el predio La Reserva. donde acuñó sus sueños de campeón de la Copa Libertadores su archirrival, River Plate, Boca quiere empezar hoy a alejarse de su última pesadilla para volver a empezar. (Télam).-

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario