“Fredy”, capitán de tormentas

Para González Bordón, en Santamarina, "esfuerzo y trabajo nunca van a faltar".

El Eco

Alfredo González Bordón se ha transformado en referente indiscutido del plantel de Santamarina. Héctor Arzubialde le dio la responsabilidad de ser capitán y lo ubicó en la zona central de la defensa, buscando ganar solidez en ese sector. Y “Fredy” respondió con creces, como lo hizo en general desde su llegada a Tandil, allá por el verano de 2014.

El quilmeño de 31 años defiende desde entonces la casaca aurinegra, salvo un breve paso por Mitre de Santiago del Estero en el primer semestre de 2016. Ahora con la cinta en su brazo izquierdo, en épocas en las cuales la capitanía exige redoblar esfuerzos ante la escasez de recursos.

La serenidad de La Masía es el ambiente ideal para la entrevista de este Diario con el defensor, en medio de la exigente preparación con miras a la vuelta de la B Nacional.

-¿Están en un momento clave para armarse en lo físico y lo futbolístico?
-Sin dudas, lo tomamos de esa manera. Esta preparación es fundamental para afrontar lo que viene, doce fechas en las cuales tenemos mucha ilusión de estar peleando y ser protagonistas.
-¿Generalmente no les sobra nada y deben apelar al máximo esfuerzo?
-Una de las características de Santamarina siempre fue entregarse a pleno, esfuerzo y trabajo nunca van a faltar. En fútbol no hay rivales accesibles, todos están peleando por algo. Y nosotros, por suerte tenemos eso de que no nos relajamos. Contamos con un plantel joven, pero siempre la idea es inculcarles ir para adelante y no conformarse nunca.
-¿Los más chicos entienden eso?
-Sí, porque son inteligentes. Por algo están en un plantel de la B Nacional. El cuerpo técnico no le regala nada a nadie, así que hay que ganarse un lugar. Después está el que crece más rápido y el que demora un poco más, pero todos van sabiendo que el esfuerzo es primordial.
-¿En lo personal como te sentís?
-En Tandil siempre me sentí bien. Santamarina es como mi casa, la gente me trató de la mejor manera desde el comienzo. Siempre doy el máximo, trato de dejar todo, y los hinchas siempre me lo hicieron saber.
-¿Llegaste recuperándote de una lesión y te costó agarrar el ritmo?
-Sí, en aquellas épocas la pasé mal. Quedé sin jugar por una operación de rodilla y Santamarina me abrió las puertas, algo que siempre valoré y agradezco. Después me costó como es lógico después de una lesión importante, pero pude responder a la confianza que me brindaron.
-¿Ser el hermano de Pitu también era un plus para tu llegada a Tandil?
-Seguro, no lo voy a negar. La gente lo quiere mucho, había hecho una gran campaña acá. A cada lado que voy, me preguntan por él. A su vez, quería rendir a pleno para no fallar a esa confianza.

“Fredy”, el capitán del aurinegro, en La Masía.

-¿Santamarina también es la casa de él? Rindió en varios clubes, pero acá tiene un feeling especial con la gente.
-Sí, nosotros hablamos siempre y él me dice que va a volver a jugar en Tandil. Una de las cosas más lindas que me pasó fue tenerlo como compañero.
-¿Esa campaña de 2015 es irrepetible para Santamarina?
-Podría decir que sí. Ojalá se pueda repetir, pero ese año fue increíble. Había un grupo de muy buena gente y un nivel futbolístico sensacional. Tener a Mariano González, a Fernando Telechea, y así podría nombrar a todos.
-¿Repasaste muchas veces en tu cabeza aquella derrota por penales en Paraná, que los privó del ascenso?
-Quedó en mi cabeza. Volví a ver la final de ida en Tandil, y otros partidos. El de Paraná no lo volví a ver, me bajonea. Pero son cosas del fútbol, no se dio el ascenso.
-Jugaste de 4 toda esa campaña y hoy te toca estar en la zaga. ¿Cómo te adaptás a las distintas funciones?
-Me considero un jugador que se adapta a la necesidad del equipo. En su momento, Sapito Coleoni me decía que podía rendir en la punta y creo que acertó. Y ahora Arzubialde sintió que podía ser útil de central. Siempre que sea para sumar, bienvenido sea.
-¿Pero si viene alguien que no te conoce y te pregunta de qué jugás?
-Toda mi carrera, de chico, la hice de central. Después, por necesidades me han tirado al costado y tampoco me molesta hacerlo ahí.
-¿Qué representa llevar la cinta de capitán?
-Sé lo que significa. No es algo que me vuelva loco, pero somos pocos los grandes del plantel. Implica una responsabilidad con los más chicos, tratar de aconsejarlos y marcarles el camino.

Apellidos

Los nombres de Alfredo González Bordón y Arnaldo González han generado más de una confusión con respecto a su vínculo.

“Fredy” se encarga de aclarar que “en el Registro Civil, a mí me anotaron con los dos apellidos paternos, y a Pitu solamente con el primero. Tenemos dos hermanas mayores y a ellas les pasa lo mismo. Una es González Bordón y la otra González”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario