Los 50 renueva su apuesta a las divisiones infantiles

Los 50 busca seguir creciendo en el rugby infantil.

El Eco

Los tres clubes tandilenses han enfocado desde hace tiempo sus principales esfuerzos en las categorías formativas, especialmente en las infantiles. En el caso de Los 50, en los últimos meses realizó un relanzamiento de sus objetivos con la intención de seguir sumando chicos al club, algo que le dio rápidos resultados en cuanto a la convocatoria de nuevos jugadores.

Esteban Romero, ex jugador del plantel superior, tomó la posta en la coordinación del rugby infantil, y está trabajando con la colaboración de Gustavo Lampón, y un grupo de trabajo formado por Ignacio Falco, Justo de Urquiza, Felipe Thompson, Rodolfo Pietranera y Tomás Díaz.

“Tenemos un nuevo grupo en la coordinación del rugby infantil. Armamos un grupo grande que nos permite manejar mucho mejor la convocatoria, la logística y la organización en general de las actividades de los chicos” cuenta Romero. “Estamos reclutando muchos exjugadores para que se acerquen a colaborar y que al mismo tiempo sumen a sus hijos. Así aumentamos muy fuerte la cantidad de chicos. Estamos teniendo 200 chicos en infantiles que es un número que nunca habíamos alcanzado”, agregó.

Con respecto a los objetivos planteados, comentó: “Al mismo tiempo queremos aprovechar que los chicos no se acercan solos al club e involucrar a las familias. Queremos que los chicos se incorporen lo más pronto posible a las categorías infantiles, para que lleguen con una buena base al final de esa etapa. El modelo de formación de infantiles no varió mucho en cuanto al concepto con respecto a cuando estaba Claudio Pioli como coordinador”. En cuanto a la competencia para este año, explicó: “Vamos a recibir a dos o tres clubes de afuera e iremos una vez de gira a Buenos Aires. Y además vamos a tener los encuentros de la Unión de Mar del Plata, que este año van a ser mucho más frecuentes. Como mínimo serán dos encuentros mensuales y viajaremos al menos una vez a Mar del Plata o a alguna otra ciudad donde se organicen los encuentros. Así que va a ser un año movido, más allá de lo que cuesta mover tanta gente, sobre todo en lo económico”.

Por su parte, Lampón admitió que “competimos de alguna manera con el fútbol en cuanto a la captación de chicos, y estamos en desventaja porque no tenemos una competencia semanal programada como sí la tiene ese deporte. Entonces, más allá del esfuerzo que hay que hacer, es bueno que haya encuentros más frecuentes para los chicos”.

“Estamos haciendo mucho hincapié en el tema de los valores, de esas cosas que rodean el juego como respeto, solidaridad, compañerismo, y que son fundamentales en la formación de la persona. El club está creciendo en espacio, con más infraestructura, y eso apunta a seguir creciendo en el número de jugadores. Lo ideal es tener un promedio de 30 en cada categoría. Todavía estamos lejos de eso, pero con este relanzamiento que hicimos, que en poco tiempo llegamos a los 200 jugadores, creemos que podemos seguir creciendo”, comentó Lampón, y agregó: “Tratamos de integrar también a los chicos desde lo social. Buscar que tengan entre ellos un vínculo más allá del rugby. Por eso organizamos excursiones a las sierras o picnics después del entrenamiento, para que se queden a disfrutar el club. La gente valora mucho el espacio verde que les ofrecemos y se queda toda la tarde, aunque no haya partidos para ver”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario