Marisa Núñez pretende ser campeona argentina

El Eco

La sociedad de fomento Unión y Progreso será escenario, esta noche, de una velada boxística que incluirá tres combates de orden profesional.

En el de fondo, la tandilense Marisa Núñez intentará consagrarse campeona argentina de la categoría ligeros, título actualmente vacante.

Para apoderarse del cinturón, “La Brava” deberá derrotar a Ruth Aquino, oriunda de Lanús.

Núñez alcanzó el título mundial en superligero hace poco menos de un lustro al derrotar a la pampeana Mónica Acosta y calzarse el cinturón de la Federación Internacional de Boxeo.

Para la tandilense, el de hoy será su pleito profesional número 19, habiendo acumulado 7 victorias, 9 derrotas y 2 empates.

Por su parte, Aquino acopió 8 triunfos y 4 caídas en el ámbito rentado.

La pelea, cuyo inicio estará dado apenas pasada la medianoche, se celebrará a la distancia de diez rounds de 2×1.

Mesa y Devesa

Otros dos tandilenses serán protagonistas de los restantes combates profesionales de esta noche en Villa Italia.
Marcelo “Mago” Mesa, dueño de un record de 9 triunfos, 4 derrotas y 1 empate, probará fuerzas ante Damián “Manopla” Guzmán, natural de Ensenada y con 5-10-2, en pelea a 4 rounds.

Por su parte, Nelson “Leoncito” Devesa, quien se impuso en sus cinco peleas profesionales, buscará extender su racha de victorias ante Ulises “El Terrible” Vargas (1-1-1), de La Matanza, también a cuatro asaltos.

También el festival incluye numerosas peleas amateurs.

Las entradas populares podrán adquirirse a 300 pesos, mientras que las plateas tienen un costo de 350 y el ring side, de 400.

Otros atractivos del festival son el sorteo de un Fiat Uno (entre todos los concurrentes) y la presentación del grupo musical Los Tapitas.

Pesaje

El hotel El Pasajero, emplazado en Rodríguez al 700, fue escenario ayer del pesaje correspondiente a los tres combates profesionales que se realizarán esta noche en Villa Italia.

En primer término, las protagonistas del combate de fondo subieron a la balanza. Núñez dio 60,900, y Aquino 61,200.
Posteriormente, Devesa frenó la báscula en 69,100 y Vargas en 69,500.

La sorpresa llegaría sobre el cierre de la ceremonia, cuando Mesa quedó muy lejos de los 63,503 establecidos como tope por la división. El tandilense dio 65,100, excediéndose en más de un kilo y medio. En contrapartida, su rival, Guzmán, superó holgadamente el pesaje con 60,700.

Mesa, finalmente, anoche, logró descender hasta los 63,800, con lo cual quedó confirmado su combate, pese a mantenerse por encima de lo estipulado.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario