Mercanti, otro tandilense que prueba su nivel en la URBA

Andrés Mercanti con la camiseta de Alumni.

El Eco

Otro tandilense prueba por estos días su nivel en el rugby más exigente del país, el torneo de la URBA. Se trata de Andrés Mercanti, el jugador formado en Los 50 que se sumó en los primeros meses de este año a Alumni, el subcampeón del Top 12.

Mercanti, un pilar o segunda línea de gran tamaño y buenas destrezas, siguió los pasos de Bernardo Quaranta, otro referente del club de La Rural que ya está afianzado como titular en la primera del equipo de Tortuguitas, y que tuvo una actuación destacada en la gran campaña del año pasado.

“Fue una decisión muy dura. Me vine con una mano atrás y otra adelante, pero hace tiempo que quería hacerlo y gracias a algunas personas como mi viejo y varios amigos, lo pude hacer. Hoy estoy muy contento de la decisión que tomé”, cuenta “Foca”.

Más allá de su capacidad como jugador, sorprendió la rapidez con la que apareció en el primer equipo de Alumni. Para alguien que se suma a un club del prestigio de Alumni no es fácil ganarse un lugar en un plantel superior muy numeroso y con muchos jugadores de buen nivel. Sin embargo, el tandilense, tras algunos partidos en los equipos de reserva, hizo su debut a fines de marzo, ingresando desde el banco en la victoria de Alumni sobre Tucumán Rugby por el Nacional de Clubes.

“La verdad es que fue muy fácil la adaptación. Me di cuenta que Alumni es una gran familia que vive el rugby con una gran pasión, y enseguida me dio refugio para formar parte de ella. Hice muchos amigos y conocí personas espectaculares, como la familia Battezzati, Renzo Landini, entre otros, que viven el rugby con locura, igual que yo”, dice Mercanti.

Mercanti, de 24 años, se destacó desde su etapa de juveniles, y además de integrar el seleccionado de Mar del Plata M18, fue convocado para algunas concentraciones de la UAR en 2011, en convocatorias que también incluyeron a jugadores hoy consagrados como Pablo Matera, Tomás Lavanini, Gonzalo Bertranou, Facundo Isa o Santiago García Botta. Posteriormente integró el combinado mayor del Trébol en los campeonatos argentinos de 2014 y 2015. “La verdad es que no esperaba jugar tan rápido en primera. Los entrenamientos son muy duros y ya estar ahí entrando en algunos partidos me hace seguir esforzándome para superarme y ser mi mejor versión para aportarle al equipo. Alumni tiene algo especial que no se encuentra en ningún lado. Es muy diferente la velocidad y el rigor. Son 80 minutos con mucha intensidad y mucho golpe. Siempre hay cosas para mejorar, pero de apoco voy puliendo mi juego para aportar al equipo lo mejor de mí”.

Mercanti cuenta que “conseguí trabajo y eso me permite mantenerme en Buenos Aires. El club me ayudó, y además estoy estudiando. ‘Berni’ (Quaranta) siempre me ayuda, es como mi hermano, nos peleamos en los entrenamientos pero siempre estamos juntos (se ríe). En lo que más me ayudó fue en el plan de juego y en el sistema”.

Por último, el tandilense habló de sus objetivos y del club que lo formó: “Me gustaría devolverle un poco a Alumni de todo lo que me dio sin conocerme, y mejorar todo lo posible para aportar al equipo y para que el club esté lo más arriba posible. Los 50 siempre se extraña, pero hoy puedo decir que tengo la mitad de mi corazón azul, blanco y negro y la otra mitad blanca y roja”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario