river plate

“Pity” Martínez se entrenó con normalidad

El volante Gonzalo “Pity” Martínez, ícono de la clasificación de River Plate a la final de la Copa Libertadores, volvió a trabajar con normalidad después de abandonar la práctica del martes con un estado gripal, mientras que el delantero Ignacio Scocco se entrenó diferenciado porque se recupera de una contractura en el gemelo derecho.

El plantel se concentró en el predio La Reserva, de Cardales, el lugar elegido por el entrenador Marcelo Gallardo en las previas de los compromisos más exigentes del equipo, y allí permanecerá hasta las primeras horas del sábado.

La práctica vespertina consistió esencialmente en trabajos en espacios reducidos, algo que Martínez desarrolló sin problemas, mientras que Scocco trotó sin mayores exigencias en derredor de la cancha de entrenamiento del hotel Sofitel.

En principio Gallardo trabaja más sobre el mantenimiento físico y la contención emocional de sus dirigidos antes que sobre lo estrictamente futbolístico, puesto que la alineación para el juego del sábado a las 17 en la Bombonera recién comenzará a delinearla mañana.

El “Muñeco” tiene cuatro fechas de suspensión por haber ingresado al vestuario durante el entretiempo del partido anterior con Gremio en Porto Alegre cuando estaba sancionado y tenía prohibido hacerlo, por lo que no podrá acceder al estadio boquense bajo ninguna circunstancia.

Ante ese panorama, el técnico analiza con la dirigencia del club la posibilidad de permanecer en el Monumental y observar el partido de ida desde allí, para sortear también cualquier otro riesgo que podría correr si se acerca a la Bombonera.

Lo que sí está definido es que el plantel almorzará antes del partido en el estadio Monumental, buscando también “ambientarse” anímicamente tras la prohibición de Boca para que el vestuario sea “plotteado” con arengas a los futbolistas riverplatenses.

Y esa “ambientación” está directamente ligada con el afecto que recibirán los protagonistas del “superclásico” más especial de la historia, ya que justamente a primera hora de la tarde está previsto un “banderazo” de los hinchas de River para respaldar y alentar a sus futbolistas, antes de que se marchen hacia territorio boquense.

En cuanto a la mitad de la cancha, la inclusión de Bruno Zuculini por el lesionado Leonardo Ponzio estaría apoyada por el experimentado Enzo Pérez para enfrentar un mediocampo combativo como el “xeneize”, integrado por Pablo Pérez (también suma dos amonestaciones), Wilmar Barrios y Nahitan Nández. El otro que saldría respecto del partido con Gremio es Ignacio Fernández.

En cuanto al colombiano Juan Fernando Quintero, podría ser una alternativa del “Pity” Martínez si el planteo del “Muñeco” en la Bombonera es decididamente contraatacador.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario