Ponce y el balance de “una campaña irregular”

Unión y Progreso disputó el viernes su último partido del año en el Provincial de Clubes de básquetbol, cayendo en su visita a Estrella de Bahía Blanca, por la cuarta fecha de la segunda fase.

Ubicados en el último puesto de la zona D, la posibilidad de clasificarse para los play off se ve lejana para los tricolores.

Su entrenador, Luciano Ponce, quien comenzó la campaña como asistente, efectuó un balance sobre el rendimiento de uno de los representantes tandilenses en el certamen: “La de Unión está siendo una campaña bastante irregular. En la última parte del año hubo un par de situaciones que afectaron mucho al equipo desde lo emocional. Hay que tratar de acomodar un poco el barco con trabajo para terminar el torneo de la mejor forma posible”, comenzó opinando el DT:

-En el último juego, en Bahía Blanca, no lograron consolidarse en cada intento de reacción.
-El partido que hicimos se puede dividir en dos partes. En ofensiva, tuvimos un buen juego, tomamos lanzamientos a pie firme, tiros cómodos, no es que nos incomodaron con su defensa. Podríamos haber convertido un poco más, pero pasó por una cuestión de efectividad, en líneas generales el juego del equipo fluyó, generamos las opciones que queríamos. Defensivamente, estuvimos muy mal, nos hicieron más de noventa puntos. Vi un equipo cansado, falto de energía, no de actitud. Sentimos el desgaste y lo que venimos arrastrando desde lo emocional. Nos anotaron muchos puntos en contragolpe, a través de cortes o a partir de rebotes ofensivos, pero no con ataque estacionado. Se vio que tuvieron una energía mayor a la nuestra.
-¿Fue dar un paso atrás después de la victoria ante Somisa?
-Ese día todo era muy reciente, además jugamos como locales, creo que sacamos esa energía extra que nos faltó en Bahía Blanca. Tampoco hay que dejar de lado que Estrella es un equipo de muy buen nivel, que juega en una liga muy competitiva. Sumado a que en ese partido nos cayeron “todas las fichas juntas”.
-¿Cómo transcurre la adaptación de Gerardo Guzmán?
-Se acomodó bien, más allá de que hemos cambiado la forma de jugar respecto a la temporada pasada, cuando vino él con Carlos (Zulberti) como entrenador. Se transformó en una pieza fundamental para nosotros, tanto en lo basquetbolístico como desde la experiencia que aporta.
-¿Contarás con el plantel completo el primer día de entrenamiento de 2018?
-Sinceramente, no lo sé. Pueden estar todos, o haber bajas. Desde el otro día, sabemos que se pueden ir algunos jugadores. No queda otra que poner el pecho, veremos con qué contamos y en función de eso cómo seguimos trabajando o cómo intentamos jugar. Si hay bajas, modificaremos algunas cosas, pero hasta el 8 de enero no lo sabremos.
-El primer desafío del año próximo será el duro Sarmiento de Coronel Suárez.
-Sí, es un buen equipo, que se reforzó con un interno que juega muy bien (Bellozas). Pero seremos locales y nosotros en nuestra cancha tenemos un plus, una motivación especial. No estaremos ante un “cuco”, sino frente a un buen equipo. Sabemos que le podemos ganar.
-¿Cómo se amortiza la salida de un jugador polifuncional como Grutzky?
-Cada uno tiene que dar un poco más. La llegada de Guzmán, en cierta forma, nos ha servido para recuperar algunas de las cosas que nos daba Facundo. Desde lo táctico, hemos tratado de acomodar algunos aspectos para que su salida no se note. Más allá de que se trate de uno u otro jugador, perder a alguien te significa achicar la rotación, pedimos en cada uno un poco más de sacrificio.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario