fbpx Romeo: “Estamos todos bajo la misma ideología” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
EL TANDILENSE Y SU TAREA EN AFA

Romeo: “Estamos todos bajo la misma ideología”

El coordinador de Selecciones Juveniles explicó algunas claves de su trabajo. Destacó la idea de “buen juego, perseverancia y hambre de ganar”.

FOTO LA NACIÓN Romeo, en AFA.

Bernardo Romeo desborda entusiasmo, desde un lugar que parece hecho a su medida. El coordinador de Selecciones Juveniles de la Asociación del Fútbol Argentino siempre deja conceptos valiosos vinculados a su función y al deporte en general.

Entrevistado por el sitio oficial de AFA, el exdelantero tandilense se refirió a la flamante metodología de trabajo y trazó un balance de los tres meses que lleva al frente de esa área.

-¿Qué balance hacés luego de este primer trimestre como coordinador de Selecciones Juveniles?

-Estos primeros meses fueron muy positivos, más allá de que nos hayamos visto detenidos por la pandemia del Covid-19, pudimos unificar criterios con Lionel Scaloni, a la cabeza de la Selección Mayor, y Fernando Batista, entrenador de las categorías Sub 23 y Sub 20.

Yo coordino Sub 20, Sub 17 y Sub 15 y tenemos un gran equipo de trabajo en toda la estructura de Selecciones Juveniles. En estos tres meses la participación de todo el sector administrativo, cuerpo médico, utilería y demás fue muy positiva.

Lamentablemente, se debió suspender el torneo internacional de Montaigú, para el que nos veníamos preparando con la categoría 2004, Sub 17 actual, con quienes llevábamos cuatro semanas de entrenamientos y estábamos planificando mucha competencia. Pero más allá de eso, este tiempo sirvió mucho para poder conocer a todo el grupo laboral de la AFA y aceitar la comunicación entre todas las partes. También estamos en constante contacto con los entrenadores del fútbol femenino; yo estuve en el Sudamericano acompañando a las chicas y es importante que todas las áreas estén conectadas.

-¿Cómo se desarrolla la organización laboral con todo el equipo de Selecciones Juveniles y cuál es el vínculo con el staff de Selección Mayor y Sub 23?

-La metodología de trabajo en cuanto a la coordinación comprende un contacto permanente con los encargados de áreas juveniles en los clubes, afianzar la idea, que los chicos vayan captando el mensaje, como ya venían haciendo, de lo que pretendemos en nuestras Selecciones. Se envían informes diarios a las instituciones, ya que los juveniles son citados lunes, martes y miércoles al Predio de Ezeiza. Se charla durante la semana, más allá de las horas en campo.

Diagramamos el calendario de prácticas, forjamos un ambiente saludable de trabajo. Al estar a cargo de la Sub 20, tengo contacto permanente con el Bocha (Batista), y claro que también con Lionel (Scaloni), que es la cabeza de todo esto, y como somos todos generacionales tenemos buen diálogo y comunicación continua por todas las vías tecnológicas disponibles. Estamos todos coordinados y bajo la misma ideología, porque el objetivo, como siempre digo, es abastecer a la Selección Mayor y formar jugadores desde distintos aspectos, que lleguen con conocimientos técnicos, desarrollo físico y personalidad.

Trato de ser abierto a todos los sistemas que quieran implementar los cuerpos técnicos, siempre trabajando con la impronta que debe caracterizar a la Selección Argentina, basada en el buen juego, la perseverancia y el hambre de ganar, pero no siempre de la misma manera ni de cualquier forma. Nuestra premisa es la comunicación; de hecho, hacemos conferencias diarias con el staff de Juveniles y también vinculamos a los jugadores una vez por semana.

-Lógicamente, la pandemia mundial ha detenido el programa de entrenamientos; ¿cómo se logra darle cierta continuidad al ciclo y cuál es el panorama de cara a los torneos oficiales de 2021?

-Teníamos todo planificado para que el 2020 sea un año de preparación intensa. Pero el contexto actual en el mundo coartó un poco el programa de entrenamientos: la Sub 17 debió parar su agenda, la Sub 20 no pudo comenzar el nuevo ciclo, se suspendió el torneo de Montaigú, en Francia. Sin embargo, cuando volvamos al ruedo vamos a seguir con la planificación anual pensando en los campeonatos oficiales de 2021. Habrá que ver qué torneos pueden recibirnos, cuáles quedarán cancelados y cuáles continuarán con su calendario, como el cuadrangular de junio con la Sub 17 o el certamen de Alcúdia, que es Sub 18 y se jugaría en julio. Se fueron achicando los tiempos y habrá que diagramar muchos amistosos, sobre todo con países latinoamericanos; recorrer con todas las categorías, jugar por el Interior del país también. Confío en que estamos a tiempo para armar buenos equipos en cada categoría para ya competir, a partir del año que viene, con preparación suficiente para afrontar un 2021 repleto de desafíos oficiales, que además se juntarán con los Juegos Olímpicos de Tokio. Tratamos de mantener siempre una mirada positiva, ingeniándonos para reemplazar las competencias que no podrán realizarse por otros compromisos que ponderen una notable puesta a punto. Nos preocupa más la Sub 20 y la Sub 17, que tienen sus Sudamericanos más próximos en el calendario (Sub 20: enero/febrero de 2021; Sub 17: marzo/abril de 2021). Por eso, la idea es tener mucha competencia sudamericana, y para ello habrá que mantener la buena predisposición para agendar compromisos desde la vuelta a los entrenamientos hasta fin de año.

-Seguimiento a los juveniles en esta cuarentena y qué tipo de tareas se les solicita realizar.

-El preparador físico está en contacto con los chicos, pidiendo algunos ejercicios, sobre todo con la Sub 17 que estaba en pleno proceso de preparación. La realidad es que se hace un poco difícil el seguimiento a los juveniles cuando están en sus casas y sin entrenamiento, físicamente hablando, en los clubes. Pero ahí surge la creatividad de nuestra parte para inculcarles metodologías nuevas que sirvan para que ellos sigan analizando situaciones tácticas, de técnica individual e identidad colectiva. La intención es que ellos mantengan frescos los conceptos para el momento en el que se reanuden los entrenamientos. Yo estoy comunicado con los coordinadores para ver qué se puede hacer con los chicos a distancia. También mantengo el contacto con juveniles que juegan en el exterior, como el caso de Luka Romero, con quien hablamos cada 15 días. Es importante, en adición, fomentar en los chicos hábitos que, quizás por el frenesí del día a día, no practiquen frecuentemente. Por ejemplo, aconsejar que mantengan firmeza en sus estudios, brindar aplicaciones o cursos para que puedan aprender idiomas, mantener una rutina audiovisual y de entrenamiento físico, de lectura, etcétera. Tratamos de estar cerca de ellos, aún a la distancia, porque todo suma y, sobre todo, aporta en lo personal.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario