Santamarina respiró por un trabajoso empate

El Eco

Santamarina encontró alivio mediante un esforzado empate sin goles frente a Agropecuario Argentino de Carlos Casares, con quien terminó repartiendo puntos en el estadio San Martín.

Los principales méritos del aurinegro pasaron por el sacrificio para compensar las evidentes diferencias de jerarquía entre uno y otro plantel. Sumado al contratiempo de importantes ausencias en su formación, Héctor Arzubialde debe haber terminado la noche con orgullo.

Es que el equipo tandilense estuvo a la altura de un adversario que llegó con posibilidades de alcanzar la punta de la B Nacional. Y es que, en lo futbolístico, no demostró mayores capacidades, seguramente en parte por el escollo que representó su rival.

Conocedor de sus limitaciones, Santamarina no se guardó nada a la hora de incomodar a Agropecuario. Castro estuvo bien plantado, Pierce se transformó en sacrificado ladero y todos corrieron al máximo para impedir que la visita progresara con la pelota.

El respaldo estuvo en la zaga, donde Berra se mostró seguro. Sin espacio para tomar riesgos innecesarios, el fondo aurinegro se conformó con alejar el peligro y evitar sobresaltos.

El equipo casarense falló a la hora de elaborar juego. Apenas encontró conexión en una pelota bajada por Parra, que Barinaga mandó alta con un zurdazo a la carrera. En el resto del primer tiempo, se limitó a ataques forzados y chocando ante un rival dedicado a no dejar jugar.

Tampoco Santa avanzó demasiado más allá de tres cuartos de cancha, más allá de un buen centro de Guille que terminó en las manos de Salort tras el cabezazo de Prudencio. Ya estaba en cancha el juarense Pérez, agregando despliegue por derecha en lugar de Valerio, que también cumplió en ese aspecto.

Antes del descanso, la visita amenazó con la pegada de Barinaga en un par de corners desde la izquierda. Buscó de manera cerrada y uno de ellos terminó rozando el travesaño. Demasiado poco argumento para un aspirante al ascenso.

El aurinegro repitió su libreto en la segunda mitad. Mordió en todos los sectores, generó un trámite deslucido y trató de encarar con ataques directos. En uno de ellos, Guille llegó al fondo por izquierda, mandó un centro que nadie empujó y atrapó Salort con seguridad.

Los cambios y la propia dinámica del juego hicieron que aparecieran espacios en el cuarto de hora final. Lo tuvo la visita en una acción con pelota parada, que Vesco no logró aprovechar, pero en general se mantuvo la paridad.

La polémica llegó sobre el final. Sánchez falló en el cálculo, quedó corriendo a Urquijo y lo desacomodó levemente cuando éste iba de cara al gol. La definición del atacante, casi perdiendo la vertical, fue rechazada por Papaleo con pie derecho, con toda la visita pidiendo penal y Suárez dejando seguir.

Enseguida, un centro del debutante Leiva no fue conectado por Pérez y “Pitu” volvió rápido para un cierre providencial en el área propia. Fue la última imagen de una noche en que Santamarina sumó un punto que no representa demasiado en lo matemático, pero sirve en lo anímico de cara al último tramo de la temporada.

SANTAMARINA 0-AGROPECUARIO 0

(6) Joaquín Papaleo

(5) Agustín Politano
(6) Tomás Berra
(5) Salvador Sánchez
(5) Fernando Biela

(5) Nicolás Valerio
(6) Nicolás Castro
(6) Leonel Pierce
(6) Braian Guille

(5) F. González Metilli

(5) Angel Prudencio

Héctor Arzubialde

Germán Salort (6)

Eduardo Casais (5)
Lucas Vesco (5)
Mauricio Romero (6)
Enzo Díaz (6)

Exequiel Narese (5)
Jonatan Blanco (4)
Juan P. Manzoco (5)
Diego Lagos (4)

Facundo Parra (4)
Cristian Barinaga (6)

José M. Bianco

Cancha: estadio San Martín. Arbitro: Ariel Suárez (5). Cambios: en Santamarina: ST: 9′ Braian Pérez (6) por Valerio, 29′ Facundo Leiva por González Metilli y 44′ Enzo Lamarche por Guille. En Agropecuario: ST: 19′ Edgardo Maldonado (6) por Lagos, 36′ Gonzalo Urquijo por Parra y 44′ Martín Prost por Barinaga.

La figura
Nicolás Castro

El equilibrio justo en mitad de cancha, ganando mucho en pelotas divididas e imponiendo su temperamento. También distribuyó con acierto en algunas ocasiones.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario