¿Tiene que ser Armani el arquero de la Selección?

Franco Armani

Internet

El presente de Franco Armani es realmente descollante. Sus reflejos y sus estiradas le devolvieron la confianza al conjunto de Marcelo Gallardo que, tras la salida de Marcelo Barovero, no encontraba seguridad bajo los tres palos.

Desde que llegó a River, el nacido en Casilda solo atajó 14 partidos pero le bastaron para que varios futboleros lo pidan en la Selección. Ahora bien, ¿tiene que estar Armani en el Mundial de Rusia? ¿O acaso es muy descabellado pedirlo?

Algunos podrán decir que sí, que con base en sus buenas actuaciones se lo ganó y tiene que estar, y otros estarán disconformes y dirán que no es necesario; pero no son menos los que acusan un “lobby” hecho por los periodistas argentinos. He escuchado por ahí afirmar que “el periodismo está haciendo todo lo posible para que Sampaoli lo lleve”.

No voy a decir que no sea así, porque quizá es cierto y algunos periodistas, en su afán por querer tener a quien consideran que es el mejor portero del país, se exceden. Pero les voy a contestar a todos aquellos que hacen tal acusación que no fue el “lobby de los periodistas” el que mantuvo el arco en 0 ante Emelec en Ecuador, tampoco fue ese “lobby” el que le negó el gol a Racing en su cancha una y otra vez, y tampoco fue el que le impidió a Marco Ruben empatar parcialmente el encuentro entre River y Rosario Central. Y la lista podría seguir…

Lo que sí resulta extraño es que recién en estos últimos meses se haya empezado a nombrar como candidato para el seleccionado argentino a un arquero que venía demostrando su categoría y su jerarquía en Atlético Nacional, donde fue elegido como mejor portero de la Liga Águila por dos años consecutivos, formó parte del equipo ideal de la Copa Libertadores en 2016 y, además, en 2017 se transformó en el jugador con más títulos en la historia del club de Medellín.

Probablemente el motivo sea la exposición que le da el fútbol argentino y el estar en un club grande como River, algo similar a lo que le ocurrió a Darío Benedetto, quien atravesaba un gran momento en el América de México, pero fue en Boca donde tuvo la oportunidad de jugar con la celeste y blanca.

Por otra parte, me pregunto si Armani reemplazaría a Sergio Romero o ingresaría a la lista como segundo o tercer arquero. Porque que ‘Chiquito’ es suplente en su equipo y no tiene el rodaje que a cualquier seleccionador le gustaría no es novedad; la controversia pasa por otro lado: por el hecho de ver si es conveniente cambiar el arquero cuando solo faltan 55 días para que comience el Mundial, por si realmente vale la pena reemplazar al guardametas con más presencias en la Selección por uno que aún ni siquiera conoce al plantel.

Podrán estar a favor o en contra de Romero, les podrá gustar o no, pero hay algo que es innegable: desde que debutó en 2009 pasaron seis técnicos (Diego Armando Maradona, Sergio Batista, Alejandro Sabella, Gerardo Martino, Edgardo Bauza y Jorge Sampaoli) y todos lo convocaron para que defendiera la portería de la Selección. Entonces reincido ahora: ¿es conveniente reemplazarlo a casi dos meses de la Copa del Mundo por Armani?  Muchos opinarán que sí, que tiene que atajar el mejor y el mejor es el ‘1’ de River.

Para cerrar, dejo en claro mi parecer: Armani tiene que estar en Rusia, pero bajo los tres palos estoy convencido de que hay que mantener a quien hasta hoy ha silenciado a todos aquellos que lo criticaban, entre los cuales me incluyo.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario