ABIERTO BRITANICO DE GOLF

Tiger Woods quiere dar pelea en Carnoustie

El Eco

Tiger Woods completó uno de sus mejores recorridos de los últimos años al entregar una tarjeta de 66 golpes, cinco por debajo del par, en la tercera jornada del Abierto Británico, situándose a cuatro golpes del trío de cabeza, en el que está el defensor del título Jordan Spieth.

Además de Spieth, los también estadounidenses Xander Schauffele y Kevin Kisner registran un total de nueve por debajo del par en las tres jornadas disputadas.

Tras el trío de cabeza, otro estadounidense, Kevin Chappell, cuarto a dos golpes, mientras que el italiano Francesco Molinari es quinto a tres.

Woods, antiguo número 1 mundial, ganador de 14 grandes y sin victorias desde hace tres años debido a varias lesiones en la espalda, ocupa la sexta plaza en compañía entre otros del norirlandés Rory McIlroy y de sus compatriotas Webb Simpson, Matt Kucher, segundo el año pasado tras Spieth, y Zach Johnson, colíder en la víspera junto a Kisner.

“Hace varios años que no me sentía tan bien. Realmente es posible ganar”, señaló Woods, que firmó seis birdies, tres consecutivos, frente a un bogey.

“Visto lo ocurrido en los últimos años, no sabía si esta vez estaría en disposición de ganar. Pero ahora tengo una opción de ganar un Grand Slam. Será divertido”, añadió el estadounidense.

Un espectacular birdie de entre 9 y 10 metros en el noveno hoyo ilustró perfectamente la forma recuperada por el ganador de 79 torneos del circuito estadounidense.

“He jugado verdaderamente bien hoy. Siento que controlé bien la bola toda la jornada”, añadió Woods, de 42 años.

El hombre que dominó el golf deberá repetir sus mejores sensaciones el domingo para intentar adelantar a sus jóvenes compatriotas, liderados por Spieth, ganador el año pasado del Abierto Británico tras otros dos trofeos mayores conquistados, el Masters y el US Open, en un 2015 inolvidable, en el que además fue segundo en el Campeonato PGA.

Spieth dejó las cosas claras desde el principio con un eagle (-2), seguido de cuatro birdies, uno en el difícil 14º hoyo, para finalizar con 65 golpes, 6 por debajo del par.

“Siempre he querido enfrentarme con Tiger en un grande. De hecho ¿quién no querría? Ya lo había hecho en Augusta (Masters), en mi cabeza”, señaló Spieth, que en caso de victoria el domingo alcanzaría a Padraig Harrington, único golfista capaz de haber conservado el título británico.

“Puedo intentar aprovechar toda mi experiencia en torneos mayores, buenos y malos, para intentar ganar. Pero sé que en el Open puede ocurrir cualquier cosa. No estoy en una posición avanzada, estoy bien situado”, añadió el golfista de 24 años.

La mejor tarjeta del día la obtuvo el inglés Justin Rose (64), tercer jugador mundial y vencedor del US Open en 2013, lo que le permitió avanzar 52 puestos para situarse 13º, a cinco golpes de los líderes.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario