Un Independiente irregular abrió con triunfo su camino en la segunda fase

Por Fernando Izquierdo, de esta Redacción

fernandoizquierdo@hotmail.com

Una producción con altibajos le bastó anoche a Independiente para conseguir un triunfo en su debut en la segunda fase del Provincial de Clubes de básquetbol 2017/18. En el Duggan Martignoni, sometió a Colón de Chivilcoy por 72-59, hilvanando su quinta victoria consecutiva.

Merced a su jerarquía, los rojinegros se permitieron sacar adelante un juego en el que no brillaron y en el que en la primera mitad ya les habían dado acción a sus doce jugadores.

La visita comandó el marcador en el arranque, sustentada en el goleo aportado por Vero, pero fundamentalmente aprovechando los magros porcentajes de su adversario.

Los tandilenses tuvieron como arma más lacerante los ataques en transición, usufructuando el deficitario balance defensivo de los chivilcoyanos.

Con Hartstock como líder en el goleo (6) y Leandro Mateo influyente en defensa, el dueño de casa se llevó una renta de siete al primer descanso (21-14), impensada por el desarrollo del capítulo abridor.

El ganador estableció un quiebre en el arranque del segundo segmento. Colón no anotó en más de tres minutos y se vio castigado con un parcial de 10-0 que les permitió a los locales disfrutar de su máxima luz en el partido (31-14).

No obstante, la movida de Rusconi de colocar en simultáneo cinco suplentes y la imposibilidad de su equipo de desplegar ataques rápidos como otrora, fueron factores que le permitieron a la visita achicar al momento de llegar al descanso largo (37-27).

La primera ráfaga de Morera, en el arranque del tercer cuarto, llenó de ilusión a los dirigidos por Barrales, que se pusieron a siete (40-33). Ese fue el límite que puso Independiente, que ya con sus titulares de regreso volvió a despegarse. Lo hizo con un goleo repartido y aprovechando que la visita, si bien disfrutaba de un Morera encendido (16 en la segunda mitad), carecía de otras variantes para componer una ofensiva homogénea.

La talla de Leandro Mateo fue un problema insoluble para Colón, Hartstock dañó con sus cortes al canasto, y Andrizzi se resarció con tres triples consecutivos tras venir teniendo poca puntería desde el perímetro.

Dichos atributos fueron demasiado para un Colón que no tuvo respuestas para impedir el primer festejo rojinegro en la segunda fase.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario