fbpx Una primera evaluación de la vuelta a la actividad – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
RUGBY

Una primera evaluación de la vuelta a la actividad

Los entrenadores de Uncas, Los 50 y Los Cardos hablaron de lo que significó para sus planteles el regreso a los entrenamientos en campo

El Eco

 

Siguiendo un protocolo diseñado por la Unión Argentina de Rugby y aprovechando la apertura de la mayoría de los deportes en el marco de la Fase 5 de la que disfruta actualmente Tandil, los clubes locales  regresaron a los entrenamientos presenciales, tanto en los trabajos de campo como en el gimnasio.

Más allá de las lógicas restricciones, y de la ausencia de contacto en un deporte que lo tiene como una de sus premisas básicas, sin dudas fue un avance para los jugadores de las diferentes categorías, que durante la cuarentena debieron entrenarse en forma individual y mantenerse en contacto por vía virtual.

Los entrenadores de Los Cardos, Los 50 y Uncas hicieron un primer balance de lo que significó la apertura de actividades en cada club.

Santiago Rizzardi, que este año asumió como head coach de Uncas, comentó: “ Cuando se abrieron los gimnasios comenzamos a trabajar en grupos y después seguimos con el entrenamiento en cancha. Tuvimos una aceptación muy buena por parte de los jugadores. Desde principios de año empezamos a trabajar en lo que es sentido de pertenencia y en eso de que el club es el mejor lugar para estar. Y eso nos benefició con esta reapertura, porque todos volvieron con muchas ganas después de la cuarentena”. Y agregó: “En el principio de la pandemia, cuando todo era incierto y pensamos que iba a pasar más rápido, empezamos a mandarles rutinas individuales y repartimos una pelota por jugador, pero fueron dejando un poco de lado esos entrenamientos individuales. Bajaron las ganas de hacerlo. Como eso no funcionaba, armamos equipos con 10 jugadores y un líder cada uno. Y esos grupos, ahora que volvimos al trabajo de campo, siguen vigentes y compiten entre sí, con diferentes pautas, y una de ellas es el compromiso. Eso sirvió para engancharlos un poco más”.

Sobre el balance de la vuelta al trabajo, explicó: “Está bueno, los chicos tienen la necesidad de volver al club, así que siempre es positivo. Más allá de no estar entrenando para una competencia específica, porque no sabemos si se va a jugar algún torneo, aprovechamos para reforzar el vínculo de los jugadores con el club”.

Por su parte, Gonzalo Usandizaga, que encabeza el staff de Los Cardos, habló de sus sensaciones con respecto al plantel tras un par de semanas de vuelta al trabajo de cancha: “Por suerte, cuando se abrieron los gimnasios pudimos empezar a entrenar con tres turnos. Tenemos unos 40 jugadores entrenando y nos sorprendió gratamente el compromiso que están mostrando, por el hecho de que no tienen el estímulo de una competencia para la cual prepararse. Una vez que se abrieron los deportes en la ciudad, ya con dos semanas de entrenamientos en campo, disminuimos los turnos y dividimos el grupo en dos partes. Unos en el gimnasio y otros en el campo. No pueden compartir los elementos, siempre con protocolo, pero estamos contentos con el entusiasmo que muestran los chicos en cada entrenamiento.

Además, habló de la capacitación que el cuerpo técnico desarrolló durante la cuarentena: “Los entrenadores también estamos haciendo un curso de gente de una academia de Auckland, en Nueva Zelanada, hemos hecho muchos cursos que ha bajado la UAR sobre diferentes facetas del juego, con entrenadores destacados como Juan Fernández Lobbe. Desde la Unión, con Rafael Urrutia y Eduardo Etcheto, también hubo una permanente capacitación  que seguramente vamos a poder aprovechar en el futuro”.

Por último, Víctor Ciappa, uno de los responsables técnicos de Los 50, brindó un panorama del club de La Rural. “Fue muy bueno poder volver al club, más allá de que ya estaban yendo al gimnasio desde algunos días antes. Reencontrarse en la cancha fue importante para los chicos. Se comenzó a entrenar por turnos de 10 jugadores en cada categoría, con todos los protocolos exigidos. Se hicieron trabajos de parte física, lo que nos posibilitó ver en qué condiciones estaban los jugadores”.

Además, Ciappa comentó: “El plantel superior trabaja dos veces por semana, además de los sábados. Los juveniles dos veces por semana e infantiles solo los sábados. Los profes de educación física desarrollaron trabajos en dónde se practicaron las posturas propias de nuestro deporte, más trabajos de resistencia y reacción. Todavía no pudimos incorporar elementos de trabajo como escudos o pelotas, pero apuntamos a que en breve nos permitan ir hacerlo. La convocatoria en general fue muy positiva y los jugadores se mostraron con muchas ganas de volver a prepararse para alguna competencia. Es difícil adaptarse a trabajar de esta manera, pero valoramos muchísimo la vuelta al club”.

Los clubes tandilenses, que forman parte de la Unión de Rugby de Mar del Plata, aún no tienen ninguna precisión sobre un esquema de competencia de emergencia ni de una posible reducción de los torneos programados. Una semana antes del comienzo del Regional Pampeano, la actividad fue suspendida por la incipiente pandemia, y desde entonces no hubo novedades en cuanto a la continuidad en caso de que se permita regresar a la competencia.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario