Al ritmo del dos por cuatro, la Esquina del Tango cerró el programa Tandil en Verano

Gran cantidad de público participó del evento tanguero.

El Eco

Ayer por la noche, la esquina de Alem y Maipú se vistió de milonga para enmarcar la undécima edición de la Esquina del Tango, el tradicional evento que año a tras año reúne a una importante cantidad de vecinos en el espacio público destinado al arte y a la cultura tanguera.

Con la presencia del intendente interino, Juan Pablo Frolik; el coordinador de Cultura, Miguel Rouaux; y gran cantidad de público, el espectáculo, comenzó con un primer tema instrumental a cargo de Argentino Urrutia en guitarra y Norberto Matti en bandoneón. Respecto a los cantantes, el encargado de abrir la noche fue “Cacho” Testa, quien comenzó con “Naranjo en flor”, “Por una cabeza”, entre otros clásicos. Luego fue el turno de El Pifie con la voz de Natalia Otranto y cerró Roberto Fernández. La cantina estuvo a cargo de la cooperadora del Conservatorio de Música Isaías Orbe.

Al igual que en las ediciones anteriores el escenario se montó sobre la plazoleta donde se colocarán luces; mientras que las sillas y gradas estuvieron sobre la calle y las veredas de esa tradicional esquina de la ciudad, colmadas de espectadores.

Gran cantidad de público participó del evento tanguero.

Cabe recordar que este espacio público destinado al arte y a la cultura tanguera fue ambientado con un mural alusivo realizado por la artista plástica tandilense Jessica Ferraiuolo, en el marco del Programa de Recuperación de Espacios Públicos impulsado por el Municipio

La Esquina del Tango es uno de los últimos eventos de Tandil en Verano, pero también es el puntapié o punto de partida para lo que será la temporada de tango con el ciclo Tango por los Bares, que estará comenzando en abril y que también es un clásico que reúne una importante cantidad de público.

Eso sumado a que durante los meses de diciembre, enero y febrero, el ciclo Tandil en Verano que llevó adelante el Municipio ofreció una serie de opciones culturales y recreativas para todos los gustos y edades, tales como Tandil Brilla, Aguante La Cumbia, Música en los Jardines del Palacio, Humor de Verano, el Carnaval de Mi Tandil, Cine Bajo las Estrellas y Música en el Balneario de Vela.

Encuentro de generaciones

“Cacho” Testa fue el encargado de la apertura del ciclo y reconoció que nunca había estado cantando allí. “En esta oportunidad me convocaron para dar inicio al espectáculo así que estoy muy contento. Realmente me sorprendió la cantidad de público, pero es real que la gente que sigue el tango es fija y de cierta edad es muy seguidora”, indicó.

Roberto Fernández fue el encargado de cerrar el ciclo.

Respecto al género, manifestó que hoy no hay muchos lugares donde poder cantar y que en la actualidad dependen de ciclos como Tango por los Bares o espectáculos que se puedan hacer en el Teatro del Fuerte, “pero no mucho más”.
Por último, en relación a la mezcla de generaciones, se mostró alegre en compartir escenario con músicos nuevos que canten tango como lo hacen los chicos de El Pifie. “Hace 50 años que empecé a cantar con José Ferrer así que es una alegría inmensa que haya intérpretes nuevos que se sumen al género”, agregó.

Los segundos en apropiarse del público fueron los integrantes del grupo El Pifie quienes se mostraron muy contentos que los hayan invitado. “Vinimos a compartir esta música con los músicos tradicionales de Tandil. El año pasado nos presentamos en Tango por los Bares y este año en Música en los Jardines, así que esto completa los ciclos tangueros de la ciudad”.

Cabe destacar que El Pifie se presentó en el Pre Cosquín en dos categorías: Natalia como solista vocal femenino y en conjunto instrumental donde lograron pasar a la final. “Fue una experiencia única así que ya nos reservamos todo enero para participar el año que viene”, indicaron.

Por último, cerrando la noche del dos por cuatro, Roberto Fernández manifestó estar muy complacido por la cantidad de gente que se acercó. “Esto demuestra que todavía el tango está vivo en Tandil. Por suerte algún movimiento de tango hay en la ciudad, con algunos lugares fijos y otros no tanto pero que se hacen notar. Hay muchos guitarristas tradicionales y muchos intérpretes nuevos que se acercan al género”, concluyó el cantor.

El Pifie se lució en la Esquina del Tango.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario