Annele Moroder fue convocada para dirigir un concierto especial del Coro Nacional de Jóvenes

Annele Moroder dirigirá parte del programa “Mujeres argentinas de ayer, de hoy y de siempre”.

El Eco

Hace un tiempo, la comunidad del Conservatorio de Música Isaías Orbe se enteraba de la alegre noticia de que su directora fue convocada para un concierto especial del Coro Nacional de Jóvenes (Conajo).

En ese marco, Annele Moroder dialogó con El Eco de Tandil y adelantó de qué se tratará esta dirección que será el próximo 13 y 14 de abril en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

-¿En qué consiste este coro y cómo fue tu incorporación?
-El coro es uno de los elencos que depende del Ministerio de Cultura de la Nación. En un momento, estaba compuesto por jóvenes entre 18 y 28 años aproximadamente pero, con el tiempo, se perdió y muchos de los integrantes están más cerca de los 40. Por un lado, dicen que le quita la razón de ser del coro; pero, por otro lado, tiene una excelente calidad ya que son cantantes profesionales.
Son alrededor de 50 coreutas y desde hace un tiempo todos los años están haciendo distintos programas con directores invitados de todo el país. En ese marco, este año realizarán en abril un programa llamado “Mujeres argentinas de ayer, de hoy y de siempre”, que son canciones sobre mujeres y convocaron a dos directoras del interior. Así fue que irá Mariana Stambole que es de Tucumán a dirigir medio programa que es “Mujeres argentinas” de Ariel Ramírez y Félix Luna, donde está Juana Azurduy, Alfonsina, Dorotea la cautiva, entre otras.
Por lo tanto, el director del coro, Pablo Banchi, me dijo que me busque otras canciones de mujeres para hacer una segunda parte. A partir de ahí, fue una aventura la búsqueda del repertorio del cual todos forman un poco parte. Así fue que primero tuvimos que buscar canciones que hablen de mujeres; luego que tengan arreglos para coro pero prácticamente no había. Por otro lado, tenían que poderse arreglar ya que algunas no son lo suficientemente interesantes para que se pueda hacer para el coro. Por último, cuando encontramos las que me gustaran, les pedí a todos mis amigos arregladores que me hicieran los arreglos para el coro.
De forma tal que, de las seis canciones que hago, hay tres que las hicieron a medida para este concierto. En este proceso se involucraron Eduardo Correa de Olavarría, quien hizo el arreglo de Donata Suárez, una chacarera preciosa; Miguel Angel Pesce hizo el arreglo de María va; y Camilo Matta de La Rioja hizo el de Victoria Romero que era la mujer del Chaco Peñaloza.

-¿Cómo son los pasos a seguir de aquí en más?
-Del lunes 9 al jueves 12 de abril ensayamos ambas directoras con el coro; mientras que los conciertos son dos. El primero es el viernes 13 de abril en el Museo Nacional de Arte Decorativo y el sábado 14, en el Centro Nacional de Música y Danza.
Realmente es una alegría y un orgullo poder ser convocada para este concierto especial. Yo suelo asistir a ver a este coro y a otros, así que cuando me enteré también me generó mucha responsabilidad y un susto grande.

-¿Por qué susto?
-Porque el terror de cualquier director es, cuando llega una situación así, que como tenemos una semana para ensayar, el primer día llegues y esté todo perfecto ¿Qué haces durante toda la semana? (risas). Es un trabajo muy distinto al que estamos acostumbrados porque ellos ya saben las obras, leen y cantan.

-¿Ustedes ya entregaron el material con el que van a trabajar?
-Sí, enviamos todas las partituras e incluso las acordamos con el director del coro. Por lo tanto en marzo las leyeron y las comenzaron a trabajar.

-¿Alguna vez dirigiste a un coro tan grande?
-Este mismo coro ya lo dirigí. En 2004 tenían un proyecto que era el Encuentro Nacional de Jóvenes Coreutas, por lo tanto el Conajo iba a distintas ciudades y contaban talleres no sólo con el director del coro, que en ese momento era Néstor Sadof y el subdirector que era Pablo Banchi. Estaban alojados en Don Bosco y el coro ensayaba además con directores locales y de la región para luego hacer un concierto. Con esa modalidad, cuando llegaron a Tandil, dirigió una obra mi papá (Bernardo Moroder); otra el Chino Correa de Olavarría; Carmelo Fioriti de Bahía Blanca y me dieron a elegir una obra también a mí.
Algunos son los mismos, a otros los conozco por haber venido a Tandil a cantar o son directores y vinieron con sus coros a nuestro festival, así que tuvimos algunos intercambios previos.

El Conservatorio

-Además de esta alegría, nos enteramos que Franco Basili fue seleccionado nuevamente para el Coro Juvenil Mundial… ¿Cuáles son las sensaciones?
-Como decís, es una alegría inmensa porque Franco es pichón del Conservatorio. El se construyó, tomó clases, trabajó, estudió dirección coral en el Conser y llegó a esta posibilidad. En el 2016 ya había sido seleccionado y, este año, fue nuevamente elegido y es el único argentino que quedó como titular. Esto es hermoso porque es el tercer año consecutivo que alumnos o profesores del Conservatorio, participan de este Coro Mundial.

-¿Y el Conservatorio en general cómo está?
-Está muy bien. El karma es el edificio pero, fuera de eso, es una institución donde se trabaja muchísimo. Acá no se pierde tiempo y se trabaja siempre, por supuesto con las limitaciones que tenemos; pero así y todo, se empuja para adelante. Hay clima de trabajo, se lo toman muy en serio y el 90 por ciento de los profesores le gusta mucho lo que está haciendo.

-Creo que se nota al momento de ponerle el cuerpo ante la adversidad del espacio…
-Totalmente. Es cierto que es muy grato trabajar en una escuela de arte donde los chicos van porque quieren; pero el Conservatorio está ordenado, funciona y se ve. Por supuesto que siempre hay un porcentaje del alumnado que no permanece, pero también forma parte de las instituciones de músicas ya que muchos van para enriquecer su vida pero no necesariamente como una carrera a futuro.
Además hay muchos profesores jóvenes que se siguen perfeccionando, que toma cursos y que son muy inquietos y creativos, sobre todo con los chicos. Eso sumado a que todos los profesores tocan y tienen una actividad musical aparte; entonces están vivos y te das cuenta.
Por último, se los ve a los egresados que están tocando en distintos estilos y grupos así como también en educación musical. Creo que eso nos da un parámetro que estamos haciendo las cosas bien.

Repertorio

Primera parte
Alfonsina y el mar (Félix Luna y Ariel Ramírez)
Dorotea, la cautiva (Félix Luna y Ariel Ramírez)
La casa de Mariquita (Félix Luna y Ariel Ramírez)
Gringa Chaqueña (Félix Luna y Ariel Ramírez)
Juana Azurduy (Félix Luna y Ariel Ramírez)
Las cartas de Guadalupe (Félix Luna y Ariel Ramírez)
Manuela, la Tucumana (Félix Luna y Ariel Ramírez)
Rosarito Vera, maestra (Félix Luna y Ariel Ramírez)
Dirección: Mtra. Mariana Stambole

Segunda parte
Donata Suárez (Juan Fallu y Carlos Herrera)
Doña Ubenza (Chacho Echenique)
Elegia a la Victoria Romero (Ariel Ferraro y Ramón Navarro)
La Celedonia Batista (Teresa Parodi)
La Pomeña (Cuchi Leguizamón)
Dirección: maestra Annele Moroder

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario