Concluyó el 18vo. Mayo Teatral

Anoche, la obra dirigida por Lazarte puso el broche de oro.

El Eco

Ayer por la noche en la sala municipal de Fuerte Independencia se dio por finalizado el evento anual que reúne a la gente de las tablas y del que participaron los siguientes espacios: teatros Del Fuerte, de la Confraternidad, Club de Teatro, La Fábrica, Bajosuelo, Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario, Casa de la Cultura, Centro Social y Cultural San Pacífico, Centro Social y Cultural La Vía, teatrillo de la Biblioteca Rivadavia y espacios en Vela y Gardey.

Conocedores de todos los rincones del Teatro del Fuerte, encontramos a Gustavo Lazarte en la cabina de controles próxima a la micro sala Hebe Ballé. Lo convocamos, ya que dirigió la obra que puso el broche de oro.

Tal como lo hizo durante todo mayo, el público acompañó el cierre del evento teatral.

El creador de Bajosuelo, nos decía respecto al Mayo Teatral que nació en 2001 con la inauguración del Teatro del Fuerte: “Fue un ciclo muy interesante con todas las propuestas que hubo, tanto de Bajosuelo, ya que presentamos veinte obras en total y también con nuestra productora Murallón Teatro, que hicimos “Puré de Alejandro”, con textos de Alejandro Urdampilleta y la cerramos en este evento -que es muy significativo- con ‘300 maneras de escalar un muro’, una obra de Marcelo Marán, estreno nacional”.

“Estamos muy contentos y agradecidos a todo el público que acompañó en todos los espacios. Vale recordar que esto fue organizado por el Municipio, el teatro independiente con sus salas y la colaboración de la Universidad Nacional del Centro”, expresó Gustavo.

-El año pasado no se usó tanto Bajosuelo como en esta edición.
-Recién arrancábamos, pero este año la movida fue muy interesante, trayendo espectáculos de afuera porque también apostamos a eso y nos gusta que vengan otros elencos y que el espectador pueda ver otro tipo de teatro.
-¿La devolución del público cómo ha sido?
-En cuando a cantidad bastante parejo todo el mes, muchas funciones las hemos hecho a sala llena; otras, no tanto, pero se ha mantenido el buen nivel de de público. En cuanto a las devoluciones, la gente es sumamente generosa, se ha mostrado contenta por lo cual estamos enormemente agradecidos.

Gustavo Lazarte en los controles, los actores en plena escena de “300 maneras de escalar un muro”.

-¿La conclusión que saca de esta movida teatral?
-Muestra una vez más, ya lo vengo viendo hace muchos años, que Tandil es un paraíso teatral, con respecto a distintas ciudades de la provincia y más allá de Buenos Aires. Lo que sucede en la ciudad, con gente que hace talleres, teatro y público es muy importante. De allí que haya muchas salas, aunque sean pequeñas algunas. Y esperando por el Teatro Cervantes que no se puede creer aún que después de tanto tiempo no esté funcionando… pero tenemos fe que con el esfuerzo aunado municipal, empresas y quienes puedan colaborar… ¿quién no dice que para el próximo Mayo Teatral lo tengamos funcionando?
-¿Lo cree?
-Es una expresión de deseo, un sueño, una utopía, como quiera llamarlo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario