La Camerata Matices realizará un concierto de fin de año con su elenco estable e invitados especiales

Mañana a las 20 en el Aula Magna de la Unicén, Pinto 339, se llevará a cabo el concierto de fin de año de Camerata Matices. Con entrada libre y gratuita, la orquesta se presentará por última vez en el año tras haberlo hecho en junio en el Salón Blanco de la Municipalidad y en distintas escuelas locales.

En diálogo con El Eco de Tandil, uno de los integrantes de la Camerata, Nicolás Schrott, anticipó lo que podrá disfrutar la comunidad de Tandil y los planes para el próximo año.

 

-¿Con qué se va a encontrar el público este fin de semana?

-Durante el año tocamos con la formación completa que está compuesta por Leonardo Ventura, Alberto Marti y Fernando Romero en los primeros violines; Flavia Pavan, Ezequiel Marcovecchio y Marisol Martínez en los segundos violines; las violas están a cargo de Sofía Vocaturo y Renata Piccolini; Santiago Calvaroso en cello; Marta Favorito en piano yo toco el contrabajo.

Pero en esta oportunidad tendremos algunos invitados especiales como es el caso del Grupo Sonares junto a su director Francisco Castellano con quienes haremos dos obras, una más académica y otra un poco más popular, que generalmente es música de películas, así que haremos la música de Gladiador. Por otro lado, estará Juliana Mihojevic quien toca flauta traversa así como también la mezzosoprano Anastasia Dillon.

La mayoría es del Conservatorio de Música Isaías Orbe, ya sea profesores como es el caso del director de la Camerata Leo Ventura, hay ex alumnos y graduados. En este último caso, hay dos integrantes que están haciendo carrera fuera de Tandil como Sofía Vocaturo que está en la Orquesta Juvenil de Colón y Ezequiel Marcovecchio, en la Orquesta Juvenil del Teatro Argentino de La Plata.

De esta forma, el repertorio irá dentro de los distintos períodos de lo académico y por algo de lo popular, específicamente más música de películas pero alguna que otra canción más FM.

 

-¿Cómo es el espíritu de la Camerata?

-Es una orquesta casi exclusivamente de cuerdas, con la excepción de piano que es de Marta Favorito quien fue durante muchos años integrante del Trío de Cámara de la Universidad. Estos instrumentos tienen la dificultad de la afinación ya que no es exacta sino que depende del músico y es casi el 50 por ciento del desafío del instrumento. Eso se hace  complejo cuando uno estudia solo, por eso es necesario tocar en grupo para chequear la afinación. Desde ese punto de vista, es de gran aprendizaje para todos o por lo menos para los que no somos profesionales en ese ámbito.

En mi caso, soy bajista eléctrico y estoy haciendo la carrera en el Conservatorio con ese instrumento. Sin embargo, estudié unos años contrabajo y ahora estoy tocando con la orquesta. Por lo tanto, yo lo tomo como un aprendizaje de compartir y aprender de los músicos que están más dedicados al espíritu académico.

Por otro lado, las tocadas y los shows unen mucho al grupo humano; de modo tal que, a medida que se va afianzando el grupo, vamos tocando mejor.

 

-Este es el segundo concierto…

-Sí, es el segundo grande ya que el primero fue a mitad de año en el Salón Blanco de la Municipalidad. Sin embargo, durante el año damos conciertos también gratuitos en las escuelas ya que creemos que es importante difundir la música académica. Primero que, a nivel orquesta, ver a 10 personas tocando juntos es algo raro y está bueno que los chicos lo vean. Además hay un preconcepto de que la música clásica es aburrida, pero no toda es así, sino que algunas son muy lindas, cortas y fáciles de digerir; sobre todo para hoy que los tiempos de la paciencia y de prestar atención son distintos. Todo esto sirve para que los chicos sepan que existe este tipo de música, que está el Conservatorio y que es una forma de estudio gratuita, que se puede hacer carrera.

 

-¿Y cuál es la devolución que reciben de los chicos?

-Están fascinados. Yo toco el contrabajo y todos se acercan a ver ese monstruo ya que es como un violín gigante, por lo tanto les llama la atención porque nunca vieron un mueble tan grande que suene. Además les llama la atención que se frote ya que el instrumento de cuerda más común que vieron es una guitarra que se rasca.

Les gusta mucho, les resulta novedoso y en general nunca escucharon una formación grande ni el género tanto académico como para lo que nosotros es popular. Así que más allá de la música, lo que les lleva es esa energía y espíritu grupal.

 

-Entonces se presentan para cerrar el año pero la idea es continuar con Camerata Matices…

-Sí, queremos seguir en 2018 con la posibilidad de ampliar el repertorio para poder dos o tres opciones de show distinto. Por supuesto además queremos ir mejorando la técnica, que es la condición para subir de nivel con la orquesta; de modo tal que no haya desafinaciones y desajustes. Esto es directamente proporcional con la práctica y los ensayos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario