Se reestrena “Mi madre es una gloria” y continúa durante todo febrero

Claudia Gayo y Marcos Casanova protagonizan esta comedia costumbrista.

El Eco

Con cerca de 100 funciones, este sábado a las 22 y el domingo a las 21 en el Club de Teatro, Chacabuco 517, se presentará “Mi madre es una gloria”. La misma subirá a escena durante todos los fines de semana de febrero.

“Mi madre es una gloria”, de Marcos Casanova, es una comedia que habla de un proceso tan natural como la vida misma. La mamá se pone grande y su hijo quiere tomar las riendas de su vida. Una rebeldía típica de los años de juventud se apodera del espíritu de ella y la tarea que en un principio aparecía como un mandato de vida para él, ahora es poco menos que una misión imposible.

Claudia Gayo y Marcos Casanova protagonizan esta obra dirigida por Alejandra Casanova. Este dúo en escena y esta misma directora (Calzonudo y Punto, Putanesca) saben muy bien de lo que hablan y saben muy bien lo que hacen y es la tercera obra que llevan al teatro. A no perderse esta propuesta porque la diversión está asegurada.

En diálogo con El Eco de Tandil, los protagonistas resaltaron lo que significa volver a esta obra tan querida.

-¿Cuándo la presentaron por última vez?
Marcos Casanova: -Estrenamos en 2013 y la hicimos durante todo el año. Luego en el 2015 hicimos algunas funciones en San Pacífico y distintas salas, además de una recorrida por Benito Juárez y otras ciudades.
Es una obra que nos encanta y nos pone de muy buen humor, sumado a que en esta oportunidad coincide con su publicación en el libro que armó la Facultad de Arte sobre el Club de Teatro.
-¿Cómo es reestrenar?
Claudia Gayo: -La realidad es que no se termina nunca de pulir la obra porque uno le va a encontrando cosas muy chiquitas que se van modificando. Por mi parte, tengo la misma ansiedad, nervios y alegría que al momento del estreno. Además ambos tenemos a nuestras madres en la edad de Gloria, el personaje que interpreto, entonces aparece como un lado más sensible y de emoción que cuando la estrenamos la primera vez no estaba.
MC: -Es una obra con la que el público se mata de risa pero sale con un nudo en la garganta. Esa es la sensibilidad que está muy a flor de piel y presente en la obra ya que cuenta la relación de una madre y un hijo. La mamá se da cuenta que está por perder su independencia; entonces se ve esa última fuerza de la mujer para demostrar que está entera y así no la saquen de su casa. Pero en el ímpetu por demostrarlo, hace más macanas que nunca y eso es lo que hace reír; pero pegadito está todo lo otro que es mucho más fuerte.
CG: -Es una comedia costumbrista pero las cuestiones de los adultos mayores son muy serias. Por lo tanto la soledad y la inminencia de la muerte, hacen que las cosas sean distintas; y ellos tienen otros tiempos distintos a una persona de 40 o 50 años.
MC: -Esa diferencia en los tiempos es difícil para interpretar porque los dos personajes tienen distintos tiempos en la misma obra. Ese es un desafío y lo más difícil de recuperar en el ensayo porque el texto ya está.
-Claudia, mencionabas que tu personaje estaba más sensible ¿Notan que van variando de acuerdo al momento de cada uno?
CG: -Sí, incluso en el proceso de las funciones surgió que en un momento de la obra me emociono de verdad por determinada frase que me lleva a la vejez de mi mamá.
MC: -De forma tal que lo que uno escribe para que resulten divertidas, llevadas al escenario, no dejan de serlo pero adquieren un significado y contenido que no se pueden llevar al papel.
CG: -Diría que ahora tiene más matices que en el estreno.
-¿Y el público?
MC: -Vamos a ver cómo les llega. Al momento hemos recogido infinidades de elogios y risas por parte del público, pero también se emociona. Hay una realidad que es que todos somos hijos y tenemos, o tuvimos, una mamá, por lo tanto es cercano lo que se plantea.
CG: -Yo rescato de los textos de Marcos que no se deja una moraleja sino que se muestra lo que hay pero sin pretender dar cátedra de lo que hay o no que hacer. No hay ni malos ni buenos; ambos personajes tienen razón en algún momento de la obra y no se pretende dejar una enseñanza sino que el público lo decida.
MC: -Además hay un recurso que es muy interesante y que solemos utilizar, que es el tercer personaje ausente y que nombramos permanentemente. En este caso es Magdalena, mi hermana y su otra hija, a quien Gloria recurre todo el tiempo, la victimiza pero que la vive desde una despreocupación que no está en la cotidianidad de lo que le pasa a la mujer. Y en todas las familias hay una Magdalena, incluso probablemente en mi familia sea yo porque mis hermanas son las que se ocupan muchísimo de lo cotidiano de mi mamá. Por lo tanto en el público también hay una identificación que tiene que ver con esto.
-¿Y con esta obra se van a presentar en el Festival Regional de Teatro Independiente?
MC: -Sí, ya nos inscribimos y debemos presentarnos en marzo. Por lo tanto tomaremos estas funciones para ponernos a tiro; aunque vamos a mostrar lo que hacemos y no por el hecho de obtener un premio.
El año pasado fuimos con Calzonudo y Punto y vinimos ambos con el premio de mejor actor y actriz, y este año vamos a mostrar esta historia que nos encanta.

Entradas en venta, anticipadas y con descuento en Yrigoyen 560 hasta el sábado al mediodía.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario