Tras un 2017 con importantes presentaciones, vuelve a subir a escena “El círculo generacional”

“El círculo generacional” subirá a escena este fin de semana en el Club de Teatro.

El Eco

El sábado a las 22 y el domingo a las 21 en el Club de Teatro, Chacabuco 517, se presentará por primera vez en 2018, “El círculo generacional”. En esta historia abuela, hija y nieta se encuentran acompañadas por hombres, pero en total soledad. Hombres que no las aman, y que son incapaces de brindar amor; con amores no correspondidos y dolores en el alma. Una consteladora, médium, tarotista, “chamana”, intenta decodificar el árbol genealógico a través de un miembro de la familia, descubriendo situaciones que se repiten una y otra vez en un círculo vicioso.

En diálogo con El Eco de Tandil, la directora y guionista de la obra, Lucía Berardi, adelantó lo que será esta nueva presentación y lo que fue 2017 para su grupo de teatro.

-¿Cómo definirías a “El círculo generacional”?
-Tal como lo indica la palabra del título, es un círculo en la familia. A mí me gustan mucho todas estas cuestiones de la biodecodificación, constelaciones familiares, entre otras cosas. A veces en las familias se repiten cosas, por ejemplo a la madre le pasó algo y se repite en la hija o en la nieta. En esta familia, pasan esas cosas.
Una de las integrantes va a una consultante y, a través de ella, trata de dilucidar lo que le está pasando, por lo que descubre que todos en la familia están muy solos. A cada uno le pasaron distintas cuestiones las cuales desembocaron en soledades de madre, hija y nieto. Ante esta repetición, la idea es poder cortar el círculo ya que la madre se casa sin amor y todo gira en torno a esa soledad.
A mí me gusta el humor negro por lo que la obra tiene algunos aspectos de drama pero está contada con humor así que el público se ríe bastante. Además la idea es que el espectador se vaya pensando cómo puede cortar su círculo familiar ya que todos estamos en alguno.

-Dirigís y sos la autora… ¿Cómos surgió esta idea?
-Yo soy de Capital Federal, hace tres años que vivo en Tandil y estuve en un impasse en el teatro. Nunca dejé de escribir pero fui mamá y estuve un poco alejada del teatro. Siempre tuve ganas de volver y me encontré con dos mamás del colegio de mis hijos que son actrices, por lo tanto empecé a trabajar con ellas quienes me presentaron a otros artistas y armamos un grupo divino.
Tenía la idea que cualquier actor estaba preparado para hacer este personaje y, en todo caso, yo podía prepararlo. Sin embargo, me tocaron todos profesionales muy dúctiles para trabajar y con quienes tuvimos mucha química. Así fue que comenzamos con los ensayos y el año pasado la presentamos en el teatro La Fábrica con mucha incertidumbre porque no sabíamos cómo iba a reaccionar el público. Lo que teníamos a favor era que nadie conocía la historia porque era una creación propia; sin embargo tuvimos una muy buena convocatoria y el público salió muy conforme.
De modo tal que la repetimos y en noviembre de 2017 la llevamos a Buenos Aires ya que tengo algunos contactos allí donde también llenamos la sala; y por último, fuimos de gira a San Pedro ya que tengo familia. En todas las funciones, la experiencia fue muy linda y con excelente repercusión, por lo tanto decidí empezar este año con dos funciones más en Tandil.

Lucía Berardi anticipó que planea presentar otra obra durante este año.


¿Y cómo fue crear esta historia?

-Desde hace mucho tiempo que escribo historias muy variadas y voy tomando cosas que me pasaron en la vida, que escuché o que se me ocurren. Cuando elegí esta historia, no sabía al principio el motivo pero creo que está muy en auge toda la temática de las constelaciones familiares y la biodecodificación. Por lo tanto me pareció bueno poder decir que uno puede hacer algo por su vida, cortar algo malo que le pasó o cambiar cosas.

-¿La idea es continuar presentándola?
-Sí, quiero que siga circulando. Este año quiero comenzar a dar clases de teatro, entonces esta obra me va a servir para mostrar un poco mi trabajo y así poder convocar a quienes deseen estudiar teatro. Además, tengo muchas obras escritas y tengo ganas de poner en escena alguna otra.

Sobre Lucía Berardi

Nació en Capital Federal y desde hace tres años que vive en Tandil. Realizó el taller de entrenamiento con Silvina Katz; taller de comedia del arte con Lucero Aguilar y el taller de sentimientos en la Escuela Alejandra Boero.
Por otro lado, tuvo entrenamiento actoral con Julio Chávez, Lorenzo Quinteros, Augusto Fernandes, Guillermo Ben Hassan y Germán Akis; y Match de improvisación con Osqui Guzmán.

Realizó entrenamiento físico con Ana Frenkel; expresión corporal y danzas contemporáneas con Susana Tosso; taller de mimo y acrobacia en Andamio 90 y Tai Chi complementario actoral con Julio Chávez.

Como actriz participó en distintas obras independientes como “La isla desierta” Roberto Arlt; “Listrata”, Aristófanes; “Los chismes de las mujeres”, Carlo Goldoni; “No hay que llorar”, Roberto Cossa; “La lección de anatomía”, Carlos Mathus y Antpnio Leiva; entre otras cosas.

Por último, es analista en sistemas y estudió marketing internacional.

Elenco
Actores:
María Eugenia Piotti
Paz Pereyra Iraola
Mariana Collardin
Lucila Rodríguez
Leticia Díaz
Juan Ignacio Mazzola
Manuel Egaña
Guión/dirección: Lucia Berardi
Iluminación: Matías De Luca

Entradas en venta, anticipadas y con descuento en Yrigoyen 560 hasta el sábado al mediodía.

FOTO. circulo 1
Lucía Berardi anticipó que planea presentar otra obra durante este año.

FOTO. circulo 2
“El círculo generacional” subirá a escena este fin de semana en el Club de Teatro.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario