Unión de Colectividades de Tandil Montenegro: Entrevista a Karina Orahovac

Archivo

Montenegro (en montenegrino: Crna Gora) es un país del sureste de Europa situado en la península balcánica, a orillas del mar Adriático. Limita con Bosnia y Herzegovina, Serbia; Albania y Croacia. Tiene una superficie de 13.812 km²​ con  625.000 habitantes aproximadamente. Posee mucha diversidad geográfica: playas, bosques y montañas, siendo un destino turístico bellísimo digno de visitar.

-¿Cuando comenzó la inmigración?

-Los inmigrantes montenegrinos comenzaron a llegar a la Argentina a partir del siglo XIX en 4 corrientes migratorias. Se asentaron principalmente en la provincia del Chaco, en Buenos Aires, Madariaga y Tandil. En nuestra ciudad trabajaron en su mayoría en las canteras de piedra.

-¿Usted es descendiente?

-Mí abuelo paterno Yuro Orajovac (Djuro Orahovac Milić) fue un inmigrante montenegrino, que vino a nuestro país en el año 1918 a los 21 años. Se casó y tuvo 14 hijos, uno de ellos,  Juan, es mí padre. Soy tercera generación de montenegrinos en Argentina.

-¿Por qué eligieron este país y por qué Tandil?

-En general la mayoría de los europeos eligieron Argentina como destino  venían a “hacer la América”.  Los montenegrinos vinieron a Tandil tal vez por la similitud del paisaje con su país de origen, además podían trabajar como picapedreros, algunos traían ese oficio desde allá.

Argentina era descripta por los montenegrinos como “Tierra hermosa y de buena gente” Un destino de esperanza y de una nueva vida. Se adaptaron bien culturalmente a Argentina, sin perder ni olvidar sus raíces, mediante organizaciones montenegrinas, preservando mayormente el idioma.

 

Gastronomía y costumbres

-¿Cuáles son las comidas típicas de su país de origen?

Platos realizados con pescado (escabeches -dimljeni šaran), pata de cordero asada (njeguska pršuta), sarma (rollos de col rellenos), kachamac (polenta con papa), ćevapi (rollo de carne asada) verduras y hortalizas en abundancia. Y dulces como tulumba, krofne, baklava, orahnjaca, etc; realizados en  su mayoría con nueces, ciruelas y almíbar. Muchas de estas y otras comidas típicas pueden degustarse en la Fiesta de las Colectividades que realizamos cada año en la UNI.

 

El terruño

-¿Quedó familia?

-Mí abuelo vino primero, luego  una hermana con su esposo. Allá quedaron 4 hermanas y su madre. Su padre había muerto en la guerra con los turcos.  Hoy en día tenemos primos y tíos que viven en Montenegro con los cuales hemos retomado el contacto.

-¿Cuáles son las fiestas típicas de su país?

Principalmente las religiosas, porque en su mayoría practican la fe ortodoxa. Día del gran viernes (veliki petak) se celebra en víspera de Pascua. La Slava, que es el santo de cada familia (celebra en familia en sus casas o en la iglesia). Navidad 7 de enero. Año nuevo 14 enero. 13 de julio día del Estado. 21 mayo día de la Independencia.

-¿Qué pasa hoy con la colectividad?

-Tandil es la colonia montenegrina más antigua de Argentina, establecida a principios del siglo XX.  Los inmigrantes se agruparon como Sociedad de Ayuda Mutua, alrededor del año 1918. Después de casi 100 años: el 6 de noviembre de 2013, se crea la colectividad montenegrina Djedovi (Abuelos) de la cual soy presidente.

A través de esta organización queremos preservar y transmitir las costumbres y tradiciones de nuestros antepasados, cultivando el amor por las raíces y el país de origen.  Participamos en la fiestas de colectividades y diferentes actos locales y de la embajada en Buenos Aires. En 2015 en conjunto con el Municipio inauguramos un monumento a los picapedreros montenegrinos, en Cerro Leones; homenaje a aquellos inmigrantes que trabajaron en las canteras.

-¿Volvió alguna vez?

-Mí abuelo fue  junto con su esposa al poco tiempo de casarse, y volvió a los tres años. Mí padre aún no ha ido. Pero mis hijos y yo sí. Estuvimos en casa de mis primos y tuve la oportunidad de conocer la casa de mis bisabuelos (donde nació y se crió mi abuelo) y también visite la tumba de ellos.  Fue hermoso poder conocer la tierra de mis ancestros.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario