fbpx Riesgos del monóxido de carbono – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Riesgos del monóxido de carbono

El Eco

Lamentablemente, todos los años se registran accidentes graves y muertes por monóxido de carbono. Tandil no es la excepción y en estas épocas de frío intenso no está demás reforzar la información para evitar riesgos y estar prevenidos frente a este enemigo silencioso e invisible.

De acuerdo a los datos que publica, de manera oficial, la distribuidora de gas de esta zona, Camuzzi Gas, es importante tener en cuenta el mantenimiento e instalación, ventilación, precauciones, y los sí y los no con respecto al monóxido de carbono.

Qué es y por qué es peligroso

Los combustibles fósiles (madera, carbón, gasoil o gas natural) necesitan oxígeno para quemarse. Cuando la cantidad de oxígeno es insuficiente, se produce una combustión incompleta del combustible y se forma monóxido de carbono (CO).

El monóxido es un gas inodoro, incoloro, insípido, no irritante y altamente tóxico. Si es inhalado en grandes cantidades, puede provocar daños cerebrales irreversibles e, incluso, la muerte.

Por sus particulares características de no tener olor, no ser visible, no irritar los ojos y ser altamente peligroso, se lo conoce como el “asesino silencioso”. Es el responsable del 50 por ciento de las intoxicaciones en el mundo y es la causa más común de muerte con este diagnóstico. Pero todos los accidentes con monóxido de carbono, cualquiera sea su causa, son evitables siguiendo algunos consejos sencillos.

Mantenimiento e instalación

-Verificar periódicamente con gasistas matriculados el funcionamiento de los artefactos a gas y el estado de los conductos de evacuación de gases y rejillas de ventilación.

-Evitar descuidos en la revisión de las instalaciones de gas en viviendas deshabitadas durante períodos prolongados, como en ciudades turísticas.

-Los gasistas matriculados son los únicos que pueden hacer o modificar la instalación de gas de inmuebles. Para identificarlos, hay que exigirles una matrícula otorgada por Camuzzi.

-Toda instalación nueva o modificación de una existente debe realizarse con la participación directa de gasistas matriculados, notificando luego a Camuzzi Gas.

-Una alarma de detección de monóxido puede proveer protección adicional, pero no sustituye la adecuada instalación, uso y mantenimiento de los artefactos a gas.

Ventilación

-Los artefactos que consumen gas necesitan expulsar al exterior los residuos de la combustión. Los conductos de evacuación de gases deben estar adecuadamente diseñados: totalmente independientes de otros conductos estancos, libres de obstrucciones y con salida a los cuatro vientos.

-Los artefactos necesitan oxígeno del ambiente para producir una combustión eficiente y segura, por lo que es fundamental el correcto funcionamiento de las rejillas de ventilación.

-Mantenga una ventilación permanente de los ambientes donde funcionan artefactos de gas sin tiraje o tiro natural. Evite permanecer en ambientes totalmente cerrados.

-Preste especial atención en invierno, época en la cual se usa la calefacción y se tiende a minimizar la ventilación.

Precauciones

-Ponga atención a la aparición de manchas, tiznado o decoloración de los artefactos o alrededor de ellos. Esto puede ser aviso de combustión incompleta y de generación de monóxido de carbono.

-La llama del quemador de los artefactos a gas debe ser de color azul con los extremos transparentes. En caso que esta se torne amarilla o anaranjada, llame inmediatamente a un gasista matriculado. Al encenderse, no debe quedar una parte apagada o demorar excesivamente en encenderse totalmente.

-Durante ausencias prolongadas, cierre las llaves de gas.

-Con el quemador a máxima potencia, la llama debe ser estable, sin fluctuaciones en su tamaño.

Los sí y los no

-En los ambientes cerrados los artefactos deben ser preferentemente de tiro balanceado.

-Aquellos artefactos que no posean tiro balanceado no pueden instalarse en cualquier ambiente.

-Los calefones y calefactores de tiro natural y las estufas de tipo infrarrojo no deben colocarse en baños o dormitorios, por su elevado consumo de oxígeno.

-No use hornallas ni el horno para calefacciones la casa. Consumen mucho oxígeno y en caso de funcionar mal, generan monóxido de carbono.

-No utilice carbón vegetal o mineral para calefacciones o cocinar dentro de un ambiente cerrado. Los combustibles sólidos son los que generan mayor cantidad de monóxido de carbono.

Primeros auxilios

Los síntomas de intoxicación con monóxido de carbono son similares a los de una gripe o malestar estomacal: dolores de cabeza, náuseas, vértigo, confusión, vómitos y agitación al respirar.

La gravedad de los síntomas depende del tiempo de exposición y de su concentración en el ambiente, pudiendo en casos graves provocar la muerte de la persona.

Qué hacer frente a una intoxicación

Lo primero que se debe hacer es una rápida intervención que favorezca la respiración de la persona intoxicada. Abrir las ventanas y puertas para permitir una rápida ventilación del lugar.

Luego es importante llamar a emergencias para que se trasladen de inmediato al lugar.

Mientras llega la ambulancia, es necesario retirar a la persona intoxicada rápidamente del ambiente contaminado y llevar la al aire libre o a un sitio bien ventilado.

Además, se recomienda recostarla cómodamente y mantenerla abrigada. Aflojarle las partes de la ropa que presionan el cuerpo, como la corbata, la camisa y el cinturón.

Si no puede respirar por sí sola, recurrir a la respiración artificial hasta que se la pueda trasladar a un centro asistencial, lo más rápido posible.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario