El oído agudo

UN AÑO DE DESINFORMACION

En el marco de la marcha del miércoles, al conmemorarse el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres, un grupo de militantes se centró en los siete carteles colocados por el Municipio en la Plaza Independencia, sobre Pinto y Belgrano.

En la oportunidad encabezó una intervención y colocó unos calcos encima de los afiches para subsanar un error en el número de la línea gratuita para los casos de violencia, ya que en lugar del 144 (el correcto) aparecía el 104.

Durante la jornada, que incluyó el pedido “Ni una menos”, las mujeres prepararon una torta y celebraron el primer cumpleaños de la desinformación.

Al primer aniversario del cartel se sumó otra crítica. En la parte superior del letrero hay una leyenda con palabras que forman, en conjunto, una boca, siendo la única que se logra visualizar al paso la que se encuentra en el medio, que dice “callate”…

MAS CAMBIOS

En medio de especulaciones y posicionamientos en torno a los nombres que el radicalismo tandilense propondrá para el armado provincial, aún restan precisiones en torno al gabinete que acompañará al Intendente en los próximos cuatro años de mandato.

En ese marco, y con los principales cargos resueltos, se mantiene la incógnita sobre quién será el reemplazante de Pedro Espondaburu en la Secretaría de Desarrollo Económico Local. Cuentan, al respecto, que hubo una propuesta concreta a un empresario local que nunca hasta aquí participó en política, pero que el candidato (de unos 65 años de edad) no habría dado respuestas aún sobre la invitación.

A la espera del anuncio oficial, que se presume hará Lunghi en los próximos días, trascendió que una de las áreas que más cambios tendrá será la de Planeamiento y Obras Públicas.

La salida de Mario Civalleri para ocupar la jefatura de Gabinete abrió una vacante que será ocupada por el arquitecto Roberto Guadagna, lo que sería una incorporación a la anunciada renovación.

La subsecretaría, ocupada por Omar Groh, también sumará a alguien por fuera de la gestión pública, al igual que la Dirección de Vialidad, que Guillermo Allasia dejará vacante para migrar hacia Obras Sanitarias.

 

FINANZAS COMPLICADAS

 

Mientras se mantiene la conciliación obligatoria en la discusión con el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT) por una bonificación, el Ejecutivo sigue de cerca el cambio de gobierno en la Provincia y el eventual auxilio económico que podría otorgar a los municipios, frente a una preocupación generalizada.

Lo cierto es que la situación financiera es complicada, en una realidad que comparte con otros distritos bonaerenses, y el cierre del ejercicio 2015 se vislumbra ajustado.

Frente a esta situación deberá resolver el pedido de un plus para fin de año y desarrollar una propuesta para atender la demanda, con vistas a la reunión que tendrá lugar a principios del mes entrante, cuando finalice el plazo estipulado por el Ministerio de Trabajo.

 

CRITICADOS POR COMEDIDOS

 

Ya se ventiló desde esta sección la especulación que reina en los ámbitos académicos de la Unicén acerca del posible regreso del ex rector Néstor Auza, quien no vería con malos ojos volver al ruedo y desde allí relanzar sus aspiraciones políticas, tras permanecer bajo el paraguas bossista que, a todas luces, no lo dejó lucir demasiado.

Hasta aquí, entonces, ninguna sorpresa la posibilidad del veterinario de regresar por sus fueros. Ahora bien, lo que sí llamó al asombro primero, y la bronca después, es que dos comedidos jóvenes radicales mantuvieran una reunión con el ex edil y ex senador en pos de congeniar una idea común rumbo a ese virtual escenario de competencia en la casa de altos estudios.

A más datos, llegó a este Oído las quejas de correligionarios varios que en el comité de calle Mitre señalaron al actual presidente partidario Matías Civale y Pablo Civalleri como los comedidos que, por las suyas y sin consultar al resto, se arrogaron la representatividad del partido para negociar con quien hasta hace meses, algunos años, era el enemigo público número uno.

 

LA PIRUETA LUNGHISTA

 

No deja de llamar la atención la notable capacidad que mantiene el lunghismo para acomodarse a las circunstancias y la coyuntura política más allá de las sierras. Un programa como TVR se haría una panzada recopilando textuales desde Lunghi para abajo despotricando con Macri y compañía y ahora haciéndose los primeros negociadores, pugnando cargos por doquier.

Algunos sin sonrojarse, como el caso de Matías Civale, quien parece estar dispuesto a dejar el privilegiado cargo de la Usina en pos de su sueño de trascender más allá de la 226, haciendo, claro está, el camino más corto posible y, de ser necesario, utilizando atajos sin ton ni son.

Algún memorioso recuerda la nota firmada por el propio Civale dando cuenta que con Macri no iría ni a la esquina. En ese contexto, formalmente supo rubricar que “nuestras alianzas anteriores nos llevaron al debilitamiento” en clara alusión a la aventura electoral que juntó al radicalismo con De Narváez, que fuera fuertemente resistido por el lunghismo.

“Fueron un camino sin sentido y sin retorno, que nos tuvo al límite de la desaparición como referencia en el colectivo social” y aseguran que la posición del lunghismo es un “intento de ser coherentes: nada tiene que ver nuestra concepción social demócrata, posibles acuerdos con sectores o partidos, que no son afines a nuestras ideas, creencias y valores”.

Otro que pareciera está interesado en seguir su carrera política más allá de Tandil es el aún secretario de Desarrollo Económico Local, Pedro Espondaburu, quien desde su entorno dejó deslizar que habría sido tentado por parte del Frente Cambiemos para ocupar un lugar en la nueva estructura del ahora oficialismo.

El rauchense -dijeron- tiene dos ofertas, por parte de la Provincia y Nación, para continuar con su carrera profesional. Si bien tomó con agrado ambas propuestas, la idea sería seguir colaborando de cerca con la gestión local. Por el momento no habría tomado ninguna decisión, pero las próximas horas serán claves para tomar una determinación respecto a su futuro.

Quien sí sería un hecho su confirmación y nombramiento al frente del bloque de senadores provinciales es el coterráneo Carlos Fernández, quien más prudente -y avezado- que los otros, reconoció un ofrecimiento concreto pero dijo que la posibilidad está sujeta, atada, al acuerdo global que se tenga en todo lo que hace al Gobierno bonaerense que será liderado por María Eugenia Vidal.

 

LAS DOS CARAS DE UNA ALEGRIA AURINEGRA

 

El posible ascenso de Ramón Santamarina tiene claramente dos caras por un mismo hito en el deporte serrano. Nadie está ajeno a lo que representa ya de por sí el presente del aurinegro en la segunda categoría en importancia del país, aunque paradójicamente padece de una ajenidad de un amplio sector de la ciudad que se vio reflejado a lo largo de la campaña en la convocatoria de público en la cancha (hoy ojalá sea la excepción) y que va de la mano de una evidente mezquindad política de la administración comunal.

Como los Bossio tomaron como nave insignia al equipo para visibilizarse y usarlo como trampolín para su carrera política, claramente el lunghismo se mostró indiferente. El botón de muestra es el letargo para levantar un par de tribunas en el estadio. Lunghi y compañía han dado muestras fieles de que cuando el tema interesa sacan creatividad y dinero de donde sea para lograr su cometido, incluso sorteando antipatías políticas y hasta requisitos formales que la acción imponía.

Pero también el presidente de la institución y concejal Pablo Bossio ha lidiado con su propia impericia a la hora de saber rodearse de mejores y más colaboradores (supo concebir un poder totalmente verticalista y todo debe pasar por su venia, lo que no hace más que mostrarlo por momentos sobrepasado). Así, si bien no se le puede sacar mérito a su labor para que Santamarina esté donde está, no pocos señalan que el logro deportivo estuvo signado por obra y gracia del equipo, que muchas veces batalló en total soledad en diversas circunstancias.

No pocos dejaron entrever que en verdad si bien nadie le podrá sacar el orgullo y la alegría de un virtual ascenso, la posibilidad concreta tras aquella sonrisa traería aparejada una preocupación mayúscula. La estructura deportiva y presupuestaria no estaría a la altura de las circunstancias, hasta aquí, para afrontar tener un equipo en primera división.

Cuentan que si bien la sola participación implicaría recibir más dinero, también se debería triplicar el actual presupuesto, ante obligaciones varias que exige la AFA. La esperanza, el deseo, pasa porque estos malos augurios también se escucharon, se leyeron, cuando Santamarina ascendió a la B Nacional y finalmente hubo gestiones y recursos para poder afrontar el desafío. Si se cumple este inimaginado ascenso, habrá que reforzar la creatividad y, especialmente, dejar de lado mezquindades políticas y empresariales para ponerse a la altura de los acontecimientos. El mítico aurinegro se lo merece.

 

APROPIARSE DE LAS SIERRAS

 

Por lo bajo se escuchó que el próximo año se trabajará y debatirá sobre una propuesta que hace al medioambiente y, fundamentalmente, el cuidado del patrimonio más caro al sentimiento tandilense: sus sierras.

Tras la dura batalla que resultó el conflicto canteril, ahora devino el desarrollo inmobiliario que terminó copando buena parte de las sierras que deberían ser de todos, pero que en la práctica resultan de unos pocos.

En ese tren y sentimiento, es que se trabajaría en una propuesta para crear senderos serranos para que los tandilenses, principalmente, y los turistas también, se “adueñen de las sierras”,  y así evitar más construcciones.

Cuentan que más allá de lo que pueda generar el Ejecutivo, en principio el bloque del Frente para la Victoria cuenta con una iniciativa del estilo que factiblemente la proponga para ser debatida y tratada en el próximo cuerpo legislativo, a sabiendas que deberá contar -una vez más- con el aval del oficialismo, que cuenta con mayoría.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario