fbpx Transversal a todas las disciplinas, el sector informático no tiene límites y vive un cambio de paradigma – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Transversal a todas las disciplinas, el sector informático no tiene límites y vive un cambio de paradigma

Lo que viene es la inteligencia artificial, las ciudades inteligente y la internet de las cosas, conceptos que están dejando de ser extraños. Un sector donde las ideas son lo valioso y está atravesando un fenómeno que se llama la cuarta revolución industrial. Las perspectivas no tienen techo para la industria del software y Tandil está en la vidriera del país.

José Marone, secretario de Extensión de Ciencias Exactas, Claudio Aciti, secretario de coordinación general de la misma facultad, y Alejandro Zunino, director del Isistan.

El Eco

Actualmente la industria del software en la ciudad está en un momento clave. El sector informático tiene un conjunto de actores imprescindibles que están trabajando de forma mancomunada, y ha logrado convertirse en un ejemplo a nivel nacional.

La facultad de Exactas tiene una larga trayectoria y es reconocida en todo el país, no solo por los egresados sino por los investigadores que hay en el lugar, a su vez se suma la Cámara de Empresas del Polo Informático de Tandil (Cepit) que nuclea alrededor de 70 empresas con una cantidad de personal que oscila los 1500 y va en crecimiento constante, mientras que los trabajadores informáticos son el motor fundamental, incluidos los freelancers. Asimismo están las cooperativas que también crecen día a día y agrupa a personas del rubro para trabajar en conjunto. Por otro lado está el Municipio, que acompaña todas las actividades y acciones tecnológicas. Cada parte, con su contribución hacen que Tandil esté en la cresta de la ola y que, con el paso del tiempo, la perspectiva de crecimiento es aún mayor.

Los especialistas en el área José Marone, secretario de Extensión de Ciencias Exactas, Claudio Aciti, secretario de coordinación general de la misma facultad, y Alejandro Zunino, director del Isistan, instituto dependiente de la Unicen y del Conicet, brindaron los detalles de un sector cada vez más próspero y sin techo para el desarrollo. “Se trata de un ecosistema raro de encontrar”, describieron a la forma en que se articula esta industria.

El capital de este tipo de empresas es el recurso humano, que tiene una formación larga, y de la cual la Universidad Nacional del Centro se ha convertido en referente. Por otro lado la Unicen también se destaca en la generación de conocimiento, ya que desde los institutos de investigación vienen advirtiendo los problemas que van a venir dentro de diez años. “Ahí se da una retroalimentación interesante que hace que, muchas de las empresas que están en la ciudad vayan adelantadas al mercado, entonces puede ofrecer cosas muy diferenciales y ser realmente muy competitivos a nivel nacional e internacional”, destacaron.

El futuro está en las ideas

Lo que viene es la inteligencia artificial, de hecho se dice que es lo que va a copar todo y va a ser parte de la vida diaria de los ciudadanos. Dentro de este espectro en lo que están trabajando actualmente en colaboración con el Municipio es en el desarrollo de lo que llaman “Ciudades inteligentes”, que tiene por objetivo mejorar la calidad de vida de las personas a través del uso de tecnologías informáticas de las comunicaciones (Tics). La idea es poner inteligencia artificial en cosas de todos los días, como evitar trastornos de tránsito, efectivizar el uso del transporte público, advertir sobre calles con baches, entre otras cuestiones. Así van formando una serie de aplicaciones (apps) que finalmente ayudan a moverse mejor por la ciudad.

“En este sentido Tandil está muy bien”, manifestaron. Esto tiene que ver con que el Municipio cuenta con reglamentaciones de datos abiertos, implementados por egresados de Unicen ávidos de desarrollos que involucran a ciudades inteligentes, inclusivas y sustentables. “Siempre estamos en constante interacción, buscando todo ese tipo de soluciones”, señalaron.

A diferencia de otras industrias, en esta hay una carrera permanente por diferenciarse y los avances son más intangibles, entonces son las ideas lo que valen. “Nuestros alumnos se ‘crían’ en un ambiente donde, además de los libros, se les da el conocimiento de cosas que se están investigando, por eso cuando van a las empresas producen cambios culturales y generan un diferencial que no se encuentra en otros lugares del país”, manifestaron con orgullo Marone, Aciti y Zunino.

 

Un cambio de paradigma

“No hay dudas de que la informática es transversal a todas las disciplinas”, determinaron. Además, su adopción se simplifica cada vez más, ya que la mayoría de las personas tienen a disposición un celular y todos están usando apps.

“La inteligencia artificial” y “la internet de las cosas” son conceptos extraños, pero que van a dejar de serlo dentro de diez años, según aseguraron los expertos. Además, advirtieron que hay un fenómeno que se llama la “Cuarta Revolución Industrial”, por el cual se está transitando justo en este momento, y tiene que ver con la convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas, que garantizan un cambio rotundo en la forma de vida. El núcleo de esta realidad está formado por el fenómeno de que hoy la información es gratis a través de internet.

Gracias al polo tecnológico que lograron conformar entre la Universidad, el Conicet, el Isistan, la Municipalidad, la Cepit y fundamentalmente los trabajadores informáticos, es que la ciudad está muy bien posicionada en este nuevo arquetipo. De hecho, luego de haber visitado Silicon Valley en California, Estados Unidos, reconocida como la “meca de la informática”, junto a los ganadores del  concurso Prendete 2017, confirmaron el gran potencial con el que cuentan los tandilenses. “Nos dimos cuenta de lo cerca que estamos de llevar nuestra capacidad al mundo, la formación de nuestros graduados es muy buena”, asintieron.

Contaron, en este sentido, que a modo de adecuarse a los tiempos que corren, desde la Facultad están replanteando los planes de estudio actuales y trabajando en nuevas carreras, ya sean de corta duración como para sacar rápidamente programadores al mercado, como tecnicaturas, de grado, posgrado y maestrías para aquellos que busquen especificar sus saberes. “La idea es que puedan encontrar acá todos los conocimientos que necesitan, sin tener que ir a otra ciudad en la búsqueda”, analizaron y destacaron que se trata de una profesión donde cada diez años “cambia todo”, por lo que resulta obligatoria la formación continua del graduado. De acuerdo a la perspectiva de José Marone, Claudio Aciti y Alejandro Zunino., el futuro no tiene horizonte para esta industria.

La Cuarta Revolución Industrial

Esta nueva etapa está marcada por la convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas, que anticipan un cambio en el mundo tal como lo conocemos.

Dicen que ya está ocurriendo, a gran escala y a toda velocidad. Modificará la forma de vivir, trabajar y de relacionarse.

La Primera Revolución Industrial: la era de la producción mecanizada

La Segunda Revolución Industrial: la era de la ciencia y la producción masiva

La Tercera Revolución Industrial: la revolución digital

 

Las diez tecnologías revolucionarias

Tecnologías que cambian el mundo físico

  • Biotecnología
  • Robótica
  • Impresión en 3D
  • Nuevos materiales
  • Internet de las Cosas (IoT)
  • Transmisión, almacenamiento y captura de energía

Tecnologías que cambian el mundo digital

  • Inteligencia Artificial (IA)
  • Cadena de bloques
  • Nuevas tecnologías computacionales
  • Realidad virtual y aumentada

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario