A cuatro años del hecho, la causa por el secuestro de Forty Mirage está archivada

 Mientras en estas jornadas el predio del circo de carreras locales cobró vigencia por una actividad que no le es específica -la actuación del Indio Solari-, hace cuatro años el Hipódromo tandilense cobraba protagonismo en los medios de todo el país por un hecho que tampoco estaba directamente vinculado con la actividad hípica propiamente dicha.
Las crónicas policiales planteaban como insólito el secuestro de un pura sangre dueño de un valor millonario en dólares por el cual se exigían varios centenares de miles de pesos como rescate.
Forty Mirage, un potrillo de dos años que había deslumbrado en el Gran Premio Estrellas Juveniles, había desaparecido del stud en el que Federico Aranaga lo cuidaba.
La noticia corrió como reguero de pólvora y La Nación sostuvo que se trataba del ?caballo de carreras más exitoso del momento?, dado que era ?ganador de los grandes premios Chevallier, en San Isidro, y Juvenile de las Estrellas, en Palermo?.
A las pocas horas los propietarios del animal comenzaron a recibir llamadas telefónicas mediante las cuales se exigía un enorme rescate para liberar al crack.
Finalmente, el equino de Fredy Matei -uno de los dueños de la bodega Lavaque- apareció en el interior del predio militar conocido como La Huerta, en la zona del acceso a la Sexta Brigada Aérea.

Un caso complicado

El inspector Roberto Recaite, quien era titular de la entonces Subjefatura Departamental de Tandil, fue quien coordinó la investigación en la primera etapa del resonante caso.
Presente está en muchos uniformados que al momento de la aparición del caballo hubo diferencias en cuanto a si había sido localizado por efectivos policiales o del Ejército.
Lo cierto es que el animal apareció 36 horas después, pero la investigación caminó por diversos senderos que condujeron a un solo resultado: el archivo de la causa.
Para todos era una ?fija? que quienes llevaron adelante la maniobra eran conocedores de la actividad y del manejo de un ejemplar de semejante valor. Para algunos, durante las horas de cautiverio se le podría haber extraído semen al animal con vistas a inseminaciones artificiales, algo que jamás pudo ser comprobado.
Se mencionaron varios vehículos sospechosos y en el ambiente del turf no faltaron las versiones de todo tipo, sin embargo al momento de buscarse las pruebas completas, éstas jamás aparecieron.
Finalmente la causa fue archivada sin que tuviera nunca imputados en forma directa. Sí hubo un desprendimiento que dio lugar a una causa que ya expiró.

?Secuestrador? inocente

En momentos en que el caballo era recuperado hubo un megaoperativo en la vivienda de un trabajador municipal, al que se lo detuvo como sospechoso de integrar la aceitada banda que llevó adelante el delito.
El exitismo investigativo poco a poco fue cayendo, ya que el hombre era el titular del teléfono utilizado para las llamadas extorsivas, según determinó el área de Análisis de las Comunicaciones de la policía.
Sin embargo, a las pocas horas quedó acreditado que el acusado había vendido el teléfono mucho antes a una persona a la que se lo robaron, hecho denunciado ante los propios uniformados actuantes.
Como durante el allanamiento en la casa del acusado la policía encontró una escopeta recortada ?en desuso- se le inició una causa al hombre y a su esposa. Fue por ?tenencia de arma de guerra? y permaneció detenido dos días, ante la indignación de sus vecinos y amigos. Luego cumplieron con medidas (probation), por lo que carecen de antecedentes penales.

 

La otra historia

Desde su aparición, el potrillo nunca volvió a su nivel, pese a que seguía generando gran expectativa.
Al momento del secuestro, se recordaba que había comenzado a correr en competencias oficiales el 26 de febrero y lleva ganadas tres de las seis carreras de las que había participado.
Llevaba recaudados 173.430 pesos en premios. Su rastro hoy se pierde en una venta y su partida a Nueva Zelanda.
Hoy su nombre aparece dentro de los animales que hicieron historia en el turf argentino y hasta se lo puede encontrar en la mayor enciclopedia virtual del mundo. Wikipedia sostiene que ?en Argentina es muy conocido el alazán Forty Mirage, el cual fue secuestrado y pedían un rescate cercano a los 200.000 dólares?.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario