A dos años del asesinato de Marcenac, pedirán la excarcelación de ?el tirador de Belgrano?

La defensa de Martín Ríos, también conocido como “El tirador de Belgrano”, quien se encuentra procesado con prisión preventiva por haber asesinado a balazos en la vía pública al joven Alfredo Marcenac, pedirá su excarcelación a dos años del trágico hecho.
Así lo confirmó a Noticias Argentina el abogado Angel Ramallo, defensor de Ríos, quien señaló que el mañana solicitará la excarcelación de su cliente, quien actualmente se encuentra alojado en el neuropsiquiátrico de Melchor Romero, y sobre quien la Justicia aún no definió si es imputable o no, pese a que un estudio médico lo declaró insano mental.
“Voy a pedir la excarcelación porque Ríos estuvo detenido dos años sin tener una sentencia firme”, adelantó Ramallo, quien adujo “pactos internacionales de derechos humanos, así como el Pacto de San José de Costa Rica”.
A fines de marzo último, el cuerpo médico entregó un informe a la jueza de Instrucción María Fontbona de Pombo donde se aseguró que el joven Ríos es inimputable y tiene “ciertos rasgos de psicosis y esquizofrenia”, lo que lo hace peligroso para terceros.
Sin embargo, la jueza corrió vista al fiscal Mariano Solessio, quien viene ahondando sobre los detalles de la pericia médica que declaró inimputable a Ríos, pero aún no emitió dictamen al respecto.
A su vez, “El tirador de Belgrano”, a poco de afrontar otro juicio ante el Tribunal Oral Criminal 7 (TOC7) de San Isidro, se suspendió porque los jueces pidieron realizar previamente una serie de estudios médicos.
En ese Tribunal y en caso de no ser declarado inimputable, Ríos deberá afrontar un juicio por portación ilegal del arma.
El hecho 6 de julio de 2006, Ríos, de 29 años, abrió fuego sobre una muchedumbre que caminaba por la avenida Cabildo al 1.700, en pleno barrio de Belgrano.
Por los disparos, Marcenac resultó muerto y otras seis personas recibieron heridas, entre ellas dos amigos de la víctima fatal y una adolescente que había salido momentos antes de un colegio de la zona.
Si bien el “tirador de Belgrano” escapó en el momento del hecho, a los pocos días un ex efectivo de la Policía Bonaerense logró detenerlo en la localidad bonaerense de Munro, y en su poder se le encontró la pistola calibre 380 que habría utilizado para matar al joven oriundo de Necochea.
Luego de negarse a prestar declaración indagatoria, la jueza Fontbona de Pombo lo procesó por “homicidio agravado por el placer de matar”.
También fue procesado por otros dos hechos similares, perpetrados contra un colectivo de la Línea 67 y la confitería Balcarce, ubicada sobre la calle Cramer.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario