“A esta década ganada le ganó un partido con nombre de cepillo de dientes”

Mauricio D’Alessandro habló ayer con El Eco Multimedios sobre cuál será el posicionamiento del Frente Renovador en este nuevo esquema político y cómo funcionará el peronismo como oposición.

En un alto en su rutina, señaló que “éste es un gobierno que recién empieza y es necesario tratar de zanjar alguna grieta y heridas. Lo estoy escuchando atentamente a Mauricio (Macri) en eso, y todos los pasos están dados para que aquellos que tengan para aportar en este gobierno que se inicia participen”.

Afirmó que “es de esperar que exista algún tipo de colaboración en cuanto a figuras que estén capacitadas en lo técnico, para corregir un rumbo que si bien cuando empezó el kirchnerismo era un modelo correcto, los últimos años naufragó, se agotó y trajo consecuencias para corregir y que no son fáciles. En un país las decisiones o los cambios de rumbo tardan años en tener frutos, así que es necesario convocar a la gente más experta”.

El abogado indicó que “el pasado viernes hubo una reunión en Barrio Parque, y concurrieron todas las líneas de los gobiernos nacional, provincial y municipal. Pude ver figuras del massismo y de otros partidos que fueron convocados para aportar ideas o equipos de organizaciones que estén en condiciones de colaborar con el gobierno. Lo han hecho con amplitud y espero que eso se mantenga”.

Agregó que “es una nueva forma de hacer política, pensemos que aunque parezca mentira a esta década larga de doce años, la única década de doce años que conozco ganada, con toda la historia de la patria grande, de la militancia, del proyecto, con un relato, le ganó un partido con nombre de cepillo de dientes. Lo que no deja de ser llamativo, primero porque pone de rodillas a la militancia rentada, a los que creían que no se podían ganar a aquellos gobiernos que de una manera u otra tuvieran prebenda a quienes militan solo por un interés, y sin embargo lo logró la gente”.

Remarcó que “esta nueva forma de militancia con mucho más altruismo o intenciones de cambiar las cosas es una prueba y un desafío grande no solo para el PRO sino para todos los argentinos”.

 

Futuro

 

Al ser consultado sobre si en este tiempo recibió alguna propuesta de trabajo para integrar el Gobierno nacional o provincial expresó que “he hablado con varios funcionarios y amigos que tengo en el PRO, pero no es mi intención ni tengo aspiración de tener ningún cargo”.

Aseveró que “me parece que se lo merecen Claudio Ersinger o Luis Magnasco, quienes trabajaron y creyeron en este proyecto del PRO que logró cambiar la Argentina”.

Luego dijo que “si bien es una deuda del kirchnerismo, que por su antropofagia logró que no exista un candidato de centro izquierda o de izquierda en estas elecciones, que los dos candidatos fueran de centro o centro derecha. La realidad es que es una oportunidad para el centro derecha que no teníamos en el país desde 1930 y era con fraude. Es algo inédito lo que pasa incluso tiene consecuencias geopolíticas”.

Señaló que “los que estuvieron en este proyecto, los que fundaron este partido son los primeros que tienen el derecho y la responsabilidad de trabajar. Por supuesto que si hay algo en lo que pudiera aportar, y fuera estrictamente necesario, siempre estoy a disposición. Pero la verdad es que no tengo ningún ofrecimiento concreto y cuando me insinúan algo contesto lo que les dije, porque me parece que es un derecho de quienes se encolumnaron”.

Acotó que “si hay alguna decisión en concreto de que se haga un gobierno de coalición, o a Massa o al Frente Renovador le piden cuadros políticos ahí habrá que ver. Pero el PRO tiene desde la ciudad un conjunto de funcionarios con experiencia, ya no son los novatos de hace ocho años, son funcionarios que tienen muchos años trabajando. No hay que subestimar al PRO, como algunos creen, está preparado para gobernador y es su responsabilidad”.

 

Torta

 

El de ayer no fue un día más en el gimnasio ubicado en el Barrio Parque, donde D’Alessandro concurre junto a otras personalidades del ambiente político y artístico de Buenos Aires.

Manifestó que “fue un gimnasio raro, porque concitó la presencia del presidente Mauricio Macri, del jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta, del vicejefe de gobierno Diego Santilli y otros funcionarios menores, uno de ellos seguramente en un puesto importante en Justicia”.

Contó que “se lo recibió a Macri con una torta que hizo una chica que concurre, con la casa rosada y se armó un pequeño festejo. Sorprendió verlo al Presidente un poco más temprano que de costumbre, llegando 6.45. Comió torta y se divirtió con la gente. Macri viene a este gimnasio hace ocho años y su presencia fue bien recibida obviamente”.

D’Alessandro recordó su época en la ciudad al decir que “los de mi generación lo conocen a Mauricio (Macri) del Club Los 50, de ir a la quinta detrás del Calvario, del Jardín de Infantes, es decir tengo alguna amistad. Cuando me vine a Buenos Aires, vivimos en el mismo barrio, así que lo conozco y lo frecuento”, concluyó. u

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario