A los históricos no les costó el protagonismo

Un grupo selecto de pilotos es parte del valioso activo que presenta la Asociación Propietarios Autos de Competición. En Rauch, varios de ellos exhibieron acción y estatura.

No hay dudas que la clase mayor de APAC presenta un alto potencial humano, protagonistas de alto nivel, avezados pilotos con gran capacidad e inteligencia demostrada en cada evento. En el legendario Parque Juan Silva, varios de ellos destilaron oficio y aplomo, en una carrera donde los históricos cuidaron sus territorios, con un trámite lineal en la zona roja, ámbito donde se definen los pleitos. Los postulantes en ese tramo marcaron la térmica, en el marco del que para, pierde.

Pablo Buduba destiló una vez más firme manejo, solvencia y compromiso, el otrora monarca de la “Promo”, y ex-piloto del TC Pista combina sobriedad, rapidez, y velocidad. El de Rauch apunta bien alto para este ejercicio.

Diego Castañino, joven y experimentado gladiador con una foja prolífica de éxitos, veintiocho conquistas  y cuatro campeonatos, redondeó una intervención con su sello, concentración y criterio, mientras José “Pepe” Larroudé mostró el talento que le conocemos, portador de lucidas acciones en los carreteros, en potentes categorías zonales, y con cuatro coronas en APAC. El que pudo insertarse en esa parcela, cerca de los tres pesos pesados fue Tomás Eracarret, el “crédito” de Tandil y La Pastora. El piloto de la Autopeña Don Polo, campeón 2014 del grupo “B”, expuso temple y concentración para tutearse con los más avezados,  su tarea fue muy auspiciosa y en pleno avance.

 

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario