A pesar del apoyo público de Hillary a Obama, se profundizó la división dentro del partido demócrata

 

 

 

 

Una nueva encuesta revela que un creciente número de simpatizantes de la senadora de Nueva York no irá a votar por Barack Obama, una indicación de que al partido aún le queda mucho trabajo para unir a los demócratas, cuando queda poco para la convención que oficializará al senador por Illinois como el nominado para competir con el republicano John McCain y recuperar así la Casa Blanca.

Según una encuesta de CNN/Opinion Research Corp. difundida ayer y que reproduce la edición on line de El País, la cantidad de simpatizantes de Clinton que acudirían a votar cayó con respecto a un mes atrás, en lo que podría ser una mala señal para Obama en momentos que busca unificar el partido.

Un sondeo realizado a comienzos de junio, antes de que Clinton pusiera fin a su campaña, un 60% de sus partidarios dijeron que votarían a Obama. En la última encuesta, esa cifra cayóa 54%.

Además, un 43% de los demócratas registrados consultados dicen que aún prefieren que Clinton sea la candidata a la Casa Blanca, por encima del 35% que habían opinado lo mismo a comienzos de junio.

En tanto Obama tenía el 59% de apoyo a comienzos de junio, pero en la última encuesta de comienzos de julio revela que ahora el apoyo está en 54%.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario