A punta de pistola, un solitario delincuente robó 600 pesos de una heladería

Ayer por la tarde, una heladería fue blanco del accionar de un solitario delincuente que ingresó en la sucursal de Iglú de avenida Actis 1667, en el barrio Palermo, y empuñando un arma amenazó a dos mujeres para llevarse unos 600 pesos de la caja registradora.

El hecho ocurrió alrededor de las 19 en un local ubicado en un sector comercial de la transitada arteria, entre las calles Darragueira y Rosales, cuando un hombre de entre 20 y 25 años, de contextura mediana, con casco colocado de color blanco, rojo y negro, irrumpió en el local y sorprendió a la dueña y a la empleada que se encontraban detrás del mostrador, en cumplimiento de una jornada laboral tranquila dadas las condiciones meteorológicas.

Armado con un revólver negro, entregó a una de las damnificadas una mochila negra y exigió que depositen en su interior el dinero de la recaudación y tras cumplir con el objetivo se dio a la fuga a pie, en dirección a calle Chapaleofú.

 

El atraco

 

Pasado el traumático momento, la damnificada, Carolina Curuchet, contó a este Diario que se encontraba junto a la empleada, Carolina Cueto, tomando mate detrás del mostrador cuando un joven con su rostro cubierto por un casco ingresó al local y les exigió que le entregaran “toda la plata”, que “no nos iba a hacer nada”.

En medio del desconcierto, el intruso, al observar un movimiento extraño de la empleada que atinó a dirigirse hacia la parte posterior, pateó una pequeña puerta que restringe el acceso a la zona detrás de los mostradores, entregó una mochila negra y ordenó que depositara allí todos los billetes.

Sin exigir otros elementos de valor, como los celulares de ambas mujeres, y siempre del lado del salón comercial, el delincuente cumplió con un rápido accionar para luego escapar.

Inmediatamente Curuchet dio aviso a su marido, titular del comercio, y al sistema de emergencias 101 Mejorado. A los pocos minutos un patrullero de la Policía Bonaerense de jurisdicción de la comisaría Cuarta se acercó al lugar y se hizo presente un móvil de la Unidad de Prevención de Policía Local.

Tras reunir los datos necesarios sugirieron a los damnificados a acercase a la sede de la seccional a ratificar la denuncia.

Los responsables del emprendimiento comercial contaron que en algo más de cuatro meses de actividad es la primera vez que padecen un hecho delictivo e incluso destacaron que durante el megarrecital que el Indio Solario dio en marzo en el Hipódromo todo se desarrolló con tranquilidad, a la vez que mostraron sorpresa por el hecho en un día atípico para un comercio del rubro.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario