A Santamarina sólo le faltó llegar al gol

Santamarina sumó un punto de visitante, pero quedó con la sensación de haber podido conseguir una victoria que lo hubiera acercado a la clasificación para la etapa eliminatoria del torneo Argentino A. El equipo tandilense igualó sin goles ante Unión de Mar del Plata, en cancha de Kimberley, al cabo de un cotejo con muchas llegadas sobre las vallas.
El mejor funcionamiento del mediocampo aurinegro le permitió manejar el desarrollo en el arranque, más allá de una peligrosa incursión de Vóttola en el área de enfrente cuando todavía no se había cumplido el minuto inicial de juego. El 4-4-2 dispuesto por Duilio Botella tuvo buena contención y salida rápida para buscar a los movedizos Mc Coubrey y Telechea. Un puntazo desviado del primero de ellos fue la acción inicial de riesgo, a la que siguieron tres intervenciones del balcarceño: cabezazo controlado por el arquero Alvarez, frentazo apenas desviado sobre el ángulo superior derecho y disparo a la carrera que se fue ancho.
Unión disfrutó sus mejores minutos de la tarde cuando promediaba la parte inicial, llegando por los costados y generando peligro para Bertoya. Collantes cabeceó desviado tras un centro de Priore, Serfaty superó la salida del arquero pero se encontró con un cierre de Barth en el área chica y luego metió un medido cabezazo que hizo dar la pelota en el vertical izquierdo. También Juan Di Bártolo ganó por arriba pero el balón se fue alto.
Santamarina también progresó con criterio por ambas bandas. Así llegó una combinación entre Dragojevich y Corvalán, cuyo pase al medio encontró la definición de Mc Coubrey, que se fue al corner tras desviarse en Felices. El ex Villa Mitre de Bahía Blanca, de buenos movimientos pero impreciso frente al arco, asistió a su compañero de ataque en su siguiente intervención, aunque Pablo Di Bártolo tapó el remate del balcarceño. Como corolario para un vibrante primer tiempo, Collantes le pasó cerca al poste derecho con un remate desde afuera del área.
En el nacimiento del segundo tiempo, el aurinegro dispuso de una de las situaciones más claras. Un tiro libre de Giménez propició el rebote de Alvarez, y Mc Coubrey falló desde inmejorable posición. Un rato después, Telechea desbordó por izquierda y mandó el centro que encontró a Corvalán llegando de frente, pero el remate del ex River fue interceptado por Luengo en el borde del área menor.
El juego fue decayendo en su ritmo, que hasta entonces había sido vertiginoso. Santamarina se afirmó en la solvencia de su zaga y casi no pasó zozobras, más allá de un tiro libre de Luengo que Bertoya mandó al corner por encima del travesaño. Ya sin tanto poder ofensivo, el equipo de Botella siempre dio sensación de mayor solidez que su rival.
Zwicker buscó soluciones con variantes en ofensiva. Alba entró por Vóttola y Gómez por Priore, quedando el local con tres delanteros. La visita no modificó su estructura, rara vez se refugió cerca de su área y siguió planteando un juego de igual a igual.
Botella mandó a la cancha a Bucci por el amonestado Krüger y a Barrios Suárez por Mc Coubrey, pero de inmediato llegó la expulsión que trastocó los planes. Santos (había pasado a moverse como marcador de punta) vio roja directa por un supuesto exceso verbal, tras haber recibido infracción de Alba.
Harguindeguy entró para reforzar la defensa, en lugar de un Jorge que cumplió con creces jugando al lado de Giménez. Unión buscó quebrar a un rival en inferioridad numérica y tuvo su gran ocasión en el minuto 92, cuando Alba encontró espacios para enviar el centro desde la derecha del ataque y Serfaty apareció descuidado para cabecear. La pelota llegó a las manos de Bertoya y el 0-0 quedó sellado.
El resultado terminó siendo poco generoso con un Santamarina que mereció algo más. En dos fechas, cuando se defina la clasificación, se sabrá si ayer ganó un punto o perdió dos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario