“A un pibe que se droga hay que contenerlo, brindarle salud, educación y afecto, no penalizarlo”

Mario Raimondi es un referente en el trabajo con instituciones juveniles. Integrante de La Tribu (una ONG que apunta a la contención de jóvenes), conoce de cerca cuál es la realidad en cuanto al consumo de droga por parte de uno de los sectores más vulnerables de la sociedad.
Consultado por Tandil FM respecto al reciente fallo de la Corte en torno a la despenalización de la tenencia de estupefacientes para el consumo, consideró que “este tema lo venimos debatiendo en el barrio desde hace años, tratando de encontrarle una vuelta”.
Reconoció que, si bien la decisión de la Corte “no modifica la problemática de fondo -que sí se modificaría con educación e inclusión social- es un paso importante en lo que tiene que ver con que el hilo no se corte por lo más delgado. Esto es, con armar causas con pibes que de última son los damnificados y el último eslabón de una relación social asimétrica y de exclusión”.
En tal sentido, puntualizó que “a un pibe con droga lo que hay que hacer es contenerlo, brindarle salud, educación y afecto y no penalizarlo. Al que hay que penalizar es al que trafica, al que utiliza a los pibes para comercializar dentro del barrio, a las autoridades que hacen vista gorda y permiten que se venda en esquinas o puntos clave de las ciudades e incluso a pocos metros de las escuelas. Ahí hay que apuntar fuertemente con la ley y no hacer la más fácil que es `te encontré don dos porros y te hago una causa`, que no terminan en nada. Que hacen que le quede al pibe un sello como antecedente para cargarle las tintas ante cualquier otra acción”.
Raimondi enfatizó en que “el fallo intenta evitar o ponerle un alerta al gobierno: si queremos atacar el tema de la droga no lo ataquemos desde el flanco más débil, que tiene que ver con el pibe que prácticamente no tiene defensa contra esto”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario