Aclaran que el ítem en la factura de luz está ?avalado? por otra ordenanza

Además apuntó contra el referente del macrismo en la ciudad al señalar que cometió “un error” por “no consultar correctamente el digesto de ordenanzas”.
Según publicó este Diario en su edición del lunes, durante la última sesión del Concejo Deliberante, que tuvo lugar el jueves pasado, los concejales Claudio Ersinger (PRO) y Mario Bracciale (Peronismo Tandilense) realizaron una presentación por medio de la cual solicitaron información sobre un cargo que se detalla en las facturas de la Usina Popular y Municipal de Tandil que se encuentra justificado por la Ordenanza Municipal 5.791, que venció en 2005.
A raíz de esta situación detectada, los legisladores elaboraron un pedido de informes para que el Ejecutivo y la Usina brinden las explicaciones correspondientes en caso de que el expediente avance por los caminos legislativos previstos.
Lo cierto es que el proyecto de comunicación tomó estado legislativo y se elevó a comisión, donde fue tratado en la jornada de ayer.

Prórroga
 
Con el objetivo de adelantarse a esos plazos legislativos “para llevar tranquilidad a la gente”, el concejal de la Unión Cívica Radical, Atilio Magnasco explicó que “existe otra ordenanza posterior, la 8.449, que es de 2001”, que en su artículo primero dice que “se le otorga a la Usina Popular y Municipal la primera prórroga prevista en el contrato de concesión para el servicio público de distribución de energía eléctrica por el término de 30 años a partir del 19 de agosto de 2005”, que es la fecha en la cual venció la primer ordenanza.
Es decir que “está respaldado” por otra ordenanza que “es de 2001”, según especificó el edil, quien afirmó en ese sentido que “el alumbrado público se ha prestado desde 1992 a la fecha”.
Asimismo, precisó que “se está cobrando en la factura, lo que corresponde al alumbrado público de la ciudad (calles, plazas y paseos públicos)”, que se encuentra “correctamente cobrado y avalado por una normativa que está plenamente vigente”.
 
Renovar la concesión
 
El presidente de la Comisión de Producción contextualizó que en el pedido de informes sus pares de la oposición hicieron referencia a una ordenanza a través de la cual “se le concedía a la Usina el servicio de alumbrado público de la ciudad” y además “se cobraba un prorrateo a los usuarios” del servicio de energía eléctrica.
Sin embargo “en 2001 salió otra ordenanza que da una concesión a la Usina para el servicio de alumbrado público por 30 años a partir del 19 de agosto de 2005”, anticipándose al eventual vencimiento, explicó.
Entonces, se “renovó” la concesión hasta el 19 de agosto de 2035, expresó Atilio Magnasco.
Por eso consideró que “la Usina va a responder en estos términos porque es tal cual lo planteó”.
 
“Un error”
 
Por otro lado, reconoció que debería figurar en la boleta que distribuye la Usina una “aclaración” que dé cuenta de las modificaciones que se aplicaron sobre la ordenanza que dio origen a la prestación del servicio  de alumbrado y que aún “sigue vigente”.
Y analizó que los ediles que encabezaron el planteo “no han mirado bien el digesto de ordenanzas”, lo cual generó su inquietud. Por eso, descartó que haya habido mala intención por parte de sus pares. “Interpreto que es un error”, aseguró, y dijo que de todos modos “esperaremos qué dice la Usina al respecto”.
Ante este escenario, el concejal del radicalismo evaluó la posibilidad de que el pedido de Ersinger y Bracciale prospere a pesar de la aclaración que efectuó. Y señaló que ayer, oportunidad en que se reunió la Comisión de Hacienda, se le presentó al concejal del PRO “las ordenanzas y se le preguntó si quería avanzar con el pedido de informes y dijo que sí, porque prefería que la Usina contestara por escrito”.
Así, por vías “más directas”, se decidió darle curso al pedido realizado a la espera de una contestación oficial por parte del ente distribuidor de energía eléctrica de la ciudad.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario