Acordaron acciones en el marco del programa #NiUnaMenos

Un paquete de acciones conjuntas a partir del programa #NiUnaMenos y un informe de la ampliación de prisiones domiciliarias mediante monitoreo electrónico, fueron analizados ayer entre el secretario general a cargo de la Defensoría del Pueblo de la Provincia, Marcelo Honores, y el ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal.
Durante el encuentro en la Defensoría, Casal explicó los alcances del programa que será de aplicación obligatoria en todos los ámbitos del Estado provincial donde se desarrollen actividades de formación y capacitación. Además, deberá ser instrumentado en todos los niveles de la enseñanza pública bonaerense a partir del ciclo 2016.
Honores ofreció la colaboración de la Defensoría a través del Observatorio de Violencia de Género (OVG), y puso a disposición todas las herramientas disponibles del organismo para la implementación y reglamentación del proyecto, que ya cuenta con aprobación del Senado provincial.
Otra de las cuestiones que se trataron durante la reunión, que tiene relación con el trabajo propio de la Secretaría de Atención y Prevención contra la Violencia Institucional de la Defensoría, fue la situación del sistema penitenciario, la incorporación y ampliación de la prisión domiciliaria y el acceso a la Justicia y a la salud de las personas privadas de libertad.
En ese marco, Casal informó sobre la ampliación, en un número de 500, de las prisiones domiciliarias con monitoreo electrónico, aplicable para casos de enfermos terminales, mayores de 70 años o mujeres embarazadas o con hijos menores de cinco años.
En representación de la Defensoría, junto a Honores estuvieron los secretarios jurídico y técnico, Fernando Patín Colombo, y de Atención y Prevención contra la Violencia Institucional, Guillermo Gentile. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario