Acribillado a tiros, salió del coma, señaló a su sobrino como asesino y murió

El 4 octobre, en una calle de Bagheria, cerca de Palermo (Sicilia, sur de Italia), Antonino Tripoli, de 66 años, fue alcanzado por cuatro balas y hospitalizado en un estado gravísimo. Tras pasar diez días en coma, Tripoli se despertó de repente.
A su cabecera acudió rápidamente la policía, que lo bombardeó con preguntas, a las que el paciente, perfectamente consciente pero incapaz de hablar, respondió moviendo la cabeza.
Durante el interrogatorio y guiados por sus indicaciones, los policías acabaron por mostrarle una fotografía de su sobrino de 32 años, Domenico Gargano, que el herido señaló con el dedo para confirmar que era el autor de los disparos. Antonino Tripoli murió pocas horas después, indica el diario.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario