Acusan a Lunghi por desfinanciar el control de las canteras para pagar aumentos a municipales

La oposición se adelantó ayer al debate de esta noche en el recinto del Concejo Deliberante y difundió el dictamen que sería aprobado hoy de urgencia por el oficialismo, que implica la utilización de fondos que el Municipio debería destinar al control y reconversión de canteras al pago corriente de sueldos.
?Implica desafectar 1.500.000 de la Ordenanza 8200 para pagar salarios. Esa ordenanza es la que crea la Tasa a la Piedra, cuyos recursos hasta hoy van 40 por ciento para control de la actividad minera y 60 para financiar proyectos de reconversión de las canteras?, anticipó ayer Carlos Mansilla, del bloque Unión Peronista, que integra la reunión de Hacienda y Presupuesto que maneja el oficialismo con mayoría.
Para el legislador de la oposición, por la utilización de partidas de esa ordenanza para restaurar el Hipódromo surgieron los primeros cuestionamientos y señalamientos del Tribunal de Cuentas, algo que intentará llevar a un plano judicial por el supuesto incumplimiento de los deberes de funcionario público.
El proyecto, del que se desprende el desequilibrio de las cuentas fiscales de la comuna, fue elevado por la Secretaría de Economía que conduce Matías Civale y, rápidamente, avalado por el lunghismo en la planta alta del Municipio.
Según se desprende de la copia a la que accedió El Eco de Tandil, busca ?dotar de recursos suficientes a la partida correspondiente del presupuesto de gastos que financia el inciso ?gastos en personal? a efectos de solventar la erogación que representará para las arcas municipales el incremento salarial otorgado al personal municipal?, en cumplimiento del acuerdo celebrado en octubre tras el paro de ese sector.
Una vez más, el gobierno de Miguel Lunghi arguye motivos externos para explicar la situación presupuestaria. ?La caída producida en la recaudación y la disminución en el envío de fondos por parte del Gobierno provincial, por los conceptos Descentralización Impositiva y Coparticipación?, señala el proyecto que hoy será tratado en la Legislatura, donde el oficialismo podrá dar curso al pedido de Economía sin demasiado debate en el recinto.

La reasignación
Lo cierto es que bajo esos argumentos se solicita desde la cartera económica cubrir el gasto generado en ese acuerdo con un millón de pesos previstos como recaudación de la Tasa a la Extracción de Piedras y Minerales.
De esa cifra, aproximadamente un millón de pesos estará destinado a la administración central y otros 500 mil al ente descentralizado Hospital Municipal ?Ramón Santamarina?, según se desprende del dictamen ya aprobado por el oficialismo en la comisión de Hacienda, que preside el oficialista Gastón Morando.
La Ordenanza 8200 es la que establece que ?por extracción de arena, piedra, arcilla y  otros minerales en bruto o trabajados, se abonará por tonelada trece centavos (0,13 pesos) en concepto de Tasa a la Extracción de la Piedra?
El cálculo del importe a pagar por cada empresa se efectuará mediante la presentación mensual -por mes vencido- de una declaración jurada del contribuyente que determine las toneladas vendidas en ese período, detallando desde que número y hasta que número de factura han sido considerados para esa declaración.
Esa misma norma indica que la ?Municipalidad se reserva el derecho de proceder a la ubicación de las toneladas extraídas en cada cantera cuando lo considere pertinente a fin de verificar las declaraciones de ventas realizadas por las mismas. En caso de surgir diferencias entre lo vendido, lo acopiado y lo extraído, el contribuyente deberá abonar en el término de 30 días, las que surjan en esa peritación, constituyendo a ese efecto la declaración jurada eficaz título ejecutivo?.
En otro de los artículos, sobre el que basa sus críticas la oposición, crea el ?Fondo de Turismo consistente en un sesenta por ciento de lo recaudado por la Tasa de Extracción de la Piedra que se destinará al desarrollo de proyectos turísticos?mineros?.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario