Adjudicatarios de los lotes de Smata llamaron a trabajar unidos para regularizar las propiedades

Susana Ferreiro expresó que unos 60 adjudicatarios se reúnen cada 15 días para analizar “qué posibilidades tenemos de que nos abran las calles y nos bajen la luz” y resaltó que buscan obtener la escritura “que es lo que venimos peleando. El objetivo es construir porque llevamos más de 40 años esperando por esos terrenos”.

Por otra parte, rechazó los dichos de Revelli, quien les enrostró que algunos ya tienen otra vivienda.  “Está bien, muchos tenemos casa. Creo que estamos en nuestro justo derecho, después de 40 años, de tener casa. Pero todos tenemos hijos y familia. Nosotros los pagamos a los terrenos, y nuestros hijos tienen el derecho de heredarlos”, resaltó.

Por otra parte, afirmó que “a mucha gente se le fue la vida esperando esto y a nosotros se nos está yendo la vida esperando, entonces lo que queremos es ya la apertura de calles y, por favor, que sigan por el tema de las escrituras”.

Los adjudicatarios señalaron que desde Obras Públicas les informaron que primero debían avanzar con un estudio hidráulico de factibilidad para luego autorizar que se ejecuten las calles. Así, adelantaron que “le vamos a dar un tiempo prudencial a la Municipalidad” antes de volver a pedirle por la urbanización.

“Le hemos ofrecido al Municipio colaborar con combustible para las máquinas para que nos abran las calles, pagar impuestos. Tenemos toda la predisposición y nos venimos reuniendo para ver qué podemos hacer”, resumió.

 

“Venimos muy unidos”

Por otro lado, se mostraron dolidos porque Oscar Revelli había declarado que “hay tres o cuatro personas que lo único que quieren es sacarle la plata a la gente”. Ante esto, la mujer sostuvo que “nosotros no le sacamos la plata a ninguna persona. Nos venimos reuniendo 60 personas siempre y venimos muy unidos”.

Explicó que los adjudicatarios aportan 50 pesos por mes. “Con ese dinero hemos pagado el alambre perimetral que nos pidió la Justicia. Se pagaron 4.500 pesos para desmalezar y cortar los árboles, que nos pidió el agrimensor. Se pagó a un estudio jurídico y el resto del dinero lo tenemos en la caja para pagarle a otro estudio que estamos por contratar”.

En cuanto a la reunión del último miércoles, confió que “queríamos estar todos unidos, la unión de la gente que tiene la casa y los terrenos, porque somos todos uno. No podemos estar peleando entre nosotros”.

En referencia a la convocatoria, le aclaró a Revelli que “no enviamos ninguna invitación personal a nadie y se invita por los medios porque todos trabajamos. La única manera y la forma masiva de invitar gente es a través de los medios”.

Sumado a esto, rechazó los ataques a los que tienen otra propiedad y viven sobre asfalto porque no se acercaban al barrio Smata. “Si tenemos casas es porque hace cuarenta y pico años pagamos esos terrenos y después nos sacrificamos un montón para poder comprarnos una casa. El señor Revelli compró hace uno o dos años esa casa, en las condiciones en las que eso estaba y sabía perfectamente cómo estaba, pero no vamos a entrar en conflicto con nadie”, afirmó Susana Ferreiro.

Agregó que “me duele que haya interpretado mal a un compañero nuestro, que lo único que dijo fue 'no nos preocupemos por el pasto, después solucionemos eso y vayamos a cosas puntuales'. Ahí él interpretó mal, se levantó, se enojó con todos y se fue. Llevábamos una hora y pico, había gente que se tenía que ir a trabajar”.

La mujer cuestionó “porqué ese enojo, esa manera patoteril de decir 'yo soy el presidente de una comisión'. El 'yo, yo' no sirve. Lo importante es que trabajemos todos. Por eso nos dolieron mucho estas palabras de desacreditarnos”.

En esa línea, defendió al titular de una agencia de automotores que aporta mucho tiempo en gestiones en la Municipalidad. “Está trabajando y que se lo ensucie es horrible”, lamentó.

En conclusión, señalaron que Revelli se ofuscó por un malentendido y convocaron a los adjudicatarios a que sigan unidos para poder lograr las escrituras. 

 

Próximos pasos

En tanto, Mirta Vélez explicó que durante la reunión “elegimos una comisión chica, porque no nos podemos reunir siempre, y con el nuevo estudio jurídico vamos ver cómo presentamos los papeles”.

En cuanto a la escritura, sostuvo que “el expediente está en vía (administrativa)” y valoró el trabajo de Juan Pablo Frolik que está al frente de las gestiones para intentar regularizar el dominio del frustrado barrio Smata.

Por otro lado, explicó que permanentemente aparecen propietarios o sucesores para participar y explicó que se ha sumado gente joven con buenas ideas para intentar destrabar esta situación que ya cumplió más de cuatro décadas.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario