Adolescente denunció agresiones en la escuela

Una adolescente de 17 años denunció que fue salvajemente golpeada en el interior de la exescuela de Comercio por unos 15 chicos que además la amenazaron con rociarla con nafta y prenderla fuego. La madre de la joven pide que se haga justicia porque “no se puede vivir así”.

En diálogo con El Eco de Tandil, la víctima contó que el hecho sucedió en el patio de la ex Escuela de Comercio cuando recién ingresaba al establecimiento en el turno vespertino. Alrededor de las 19, una chica que meses atrás la había amenazado, la agarró de los pelos y luego se sumaron unos 15 varones de entre 15 y 18 años.

Afirmó que la chica que comenzó a pegarle “la conozco de vista, pero nunca hablé con ella, y me dijo que me pegó por ser linda y por ser del centro. Siempre dicen ´ahí pasa la modelito´, y me amenazan”. Según indicó uno de los jóvenes “estuvo en la cárcel hace poco”.

“Estuvieron como media hora o más pegándome. No había nadie, es que todos tienen miedo. Me arrancaron el arito del ombligo, y me daban patadas. Me dejaron toda la panza hinchada, tengo la boca llena de llagas”, detalló.

Finalmente logró escapar porque “uno de los que me estaban pegando me dejó escapar por lástima. Me fui corriendo y vi un patrullero parado, les conté todo, casi no podía hablar. La policía me llevó a mi casa”.

En tanto, aseguró que los directivos del establecimiento nunca la llamaron ni a ella, ni a su madre, a pesar de haberse enterado de lo que sucedió.

Posteriormente radicaron la denuncia en la comisaría Primera, pero hasta el momento no han tenido novedades.

La joven no volvió a concurrir al establecimiento educativo por temor a lo que pueda ocurrirle. “No puedo ir más a la escuela porque son chicos muy peligrosos, me van a cag… a palos”, sostuvo.

En tanto, el jueves debieron llevarla al Hospital porque tenía hemorragias y se sentía muy mal y explicó que le dijeron que tiene lesiones internas debido a los golpes recibidos.

 

“No podemos vivir así”

 

Por su parte, su madre, Lucila Ríos, contó que recibió una nota manuscrita que supuestamente era de la escuela pero sin firma alguna, solicitando que se presente en la institución, pero en la comisaría le dijeron que no es cierto que la hayan mandado de la escuela, por lo cual piensan que los mismos chicos la enviaron.

“Esto no puede quedar así, estos chicos van a Comercio, dicen que ellos son los que mandan. Ella no puede salir, no podemos vivir así. En esta escuela, al igual que en otras, no hay control”, cuestionó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario