Adolfo Loreal participa de las reuniones por el proyecto de ley de responsabilidad penal juvenil

Invitado por la ministro de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, el licenciado y concejal de la UCR, Adolfo Loreal, se encuentra participando de reuniones que se llevan a cabo en el Ministerio de Justicia de la Nación que fueron convocadas por el doctor Germán Garavano para el establecimiento de un proyecto de ley de responsabilidad penal juvenil.

-¿Cómo se dio su convocatoria?
-Fue por parte del Ministerio de Justicia de la Nación y estoy participando por invitación del ministro Bullrich, siendo asesor del Ministerio de Seguridad.
Cabe señalar que Loreal conoce a Bullrich desde hace más de 20 años, pero además lo que le da un lugar como para poder emitir una opinión son los 30 años vinculados a la docencia universitaria en lo que tiene que ver con niñez, adolescencia y adultez. Además los más de 20 años en el Poder Judicial en el área de Minoridad, trabajando 18 años en el Tribunal de Menores y los últimos años luego del cambio de ley como perito del Fuero Penal Juvenil de la Asesoría de Azul. Justo confluye lo que tiene que ver con las concepciones respecto de lo que es niñez y adolescencia y lo que tiene que ver con la Justicia en materia de niños, niñas y adolescentes. “Esto es lo que hace de alguna manera el motivo de mi presencia en estas reuniones como representante de Tandil”, expresó.
-¿Sólo se piensa en bajar la edad para las penas?
-Cuando se piensa un régimen de responsabilidad penal juvenil es mucho más abarcativo que subir o bajar la edad. Me parece que se ha hecho una reducción del tema y se establece una discusión demasiado sintética, reduccionista y acotada de si se baja o no la edad. La problemática es mucho más grande.

Anteproyecto

-¿Qué objetivos se persigue con estas reuniones?
-Represento al Ministerio de Seguridad ante el Ministerio de Justicia y lo que se pretende desde el Ministerio de Justicia es un anteproyecto de ley para la responsabilidad penal y juvenil.
-¿Cómo se distribuye la labor?
-Se hacen ocho mesas de trabajo, de las cuales voy a participar en tres de ellas, durante el transcurso del mes de febrero. La intención es que para los primeros días del mes de marzo se pueda tener medianamente diseñado ese proyecto para que ingrese al Congreso de la Nación para su debate y se pueda formular una ley.
-¿Qué cosas se buscan cambiar?
-Tuvimos un primer encuentro en el Ministerio de Seguridad y al día siguiente en Justicia y aunque faltan muchas reuniones esta situación va mucho más allá de si se baja o no la edad. Por ejemplo está en cuestionamiento el concepto de pena, cuando uno piensa en esto de penarlo o sancionar ahí habría un cambio de paradigma. Hay que hacer un movimiento en la concepción de penar o infringir un castigo, para pensar en una justicia restaurativa. Lo que se pretende es que la Justicia empiece a pensar en la restitución de un daño, que alguien pueda ser un sujeto responsable y que pueda reparar ese daño.
-¿Cómo se puede lograr esto que están trabajando?
-Para esto es la creación de muchos dispositivos entre ellos también la privación de la libertad, aunque no es lo único porque los delitos no son todos iguales. No es lo mismo para alguien que cometió una infracción o dañó un edificio público que para el que cometió tres homicidios. Los delitos son diferentes y se piensan en medidas distintas, siempre contemplados dentro de los lineamientos y la adhesión a pactos internacionales que tienen que ver con la garantía de niños, niñas y adolescentes. Tenemos una adhesión plena a nuestras leyes en especial la 26061, más todo lo que tiene a la preservación de los menores.
-Y esto lo podrá entender la sociedad…
-Ese es un movimiento interesante que es lo que una sociedad madura pretende como posibilidad de una sociedad sana, en tanto alguien pueda reparar su daño y también esa persona restablecerse para una sociedad.
-¿Específicamente en qué se piensa?
-Se piensa en medidas, Patricia Bullrich tiene una propuesta desde 2008 donde se contempla aun en el extremo caso de privación de la libertad pensar en programas que respeten al máximo la forma de cada uno de sus miembros, no solamente la edad. No es lo mismo 14, 15 o 16 de la misma manera que no es lo mismo el cometido de delito.

Temas

-¿Qué temas han desarrollado?
-Uno de los temas tratados fue el abordaje temprano y su prevención, lo que nos dará magnitud de cómo se abre la discusión porque no pasa solamente por la edad. Si uno piensa que los mandamos a la cárcel a los 15 años es blanco o negro. Cuando se piensa en diferentes programas según la situación de riesgo que presente ese joven, el Estado tiene la responsabilidad de preservarlo.
-¿Pero cómo se llega a preservar a ese joven?
-Una de las cuestiones pasa por revisar y fortalecer la ley 26061 que dé protección integral de derechos del niño y adolescentes en el artículo 37 que tiene que ver con la familia. El artículo junto con varios ítems menciona la importancia de la familia. La ley entiende que lo mejor que puede ocurrir es que ese joven permanezca en su sistema familiar, sin embargo hay artículos dentro de ese mismo enunciado donde habla del fortalecimiento y respaldo a la familia y eso es el Estado. Una familia es lo mejor que le puede pasar a un pibe, sí en determinadas condiciones, en otras no. A veces esas familias también necesitan que esté el Estado detrás porque esa familia o no tiene con qué hacerlo o no sabe cómo hacerlo.
-¿Qué análisis se hace de un chico de 15 años que mata a otro de la misma edad?
-El caso de Braian Aguinaco, cuyo abogado estuvo presente en la reunión, es en cierta medida lo que hace activar todo. Te encontrás con un chico de 15 años que le pega un tiro a otro de la misma edad, pero ese agresor había permanecido conviviendo, según los datos que aparecen en la opinión pública, con dos narcotraficantes. Los padres de este menor estaban judicializados y ahí faltó la mirada de un juez que dijera estos papás no garantizan el desarrollo emocional de un hijo. Unos padres que son capaces de vender drogas para pudrirle la cabeza a otro pibe, difícilmente puedan cuidar la del propio.
-Volvemos al rol de la familia…
-Es que es lo más importante, es un ámbito natural. Un sujeto nace y lo mejor que le puede ocurrir es tener un padre y una madre que sean suficientemente buenos como para poder cuidar el desarrollo de su hijo, que no es solamente que crezca en calidad física, es que se desarrolle un sujeto humano para una sociedad. u

El debate

-¿Qué proponen cada uno de los ministerios?
-Un debate en serio que tiene que ver con pensar la materia penal juvenil mucho más abarcativa tratando de desplegar diferentes tipos de recursos, incluso ya está contemplado más debajo de 14 años, de 0 a 14 años, fortaleciendo lo que tiene que ver con la asistencia de niños vía Juzgado de Familias. Menos de 14 años es absolutamente inimputable, pero esto no quiere decir que si un pibe tiene una conducta de riesgo no tenga que ser asistido por el Estado.
-En Tandil pasó el caso de los menores robando yogur en un comedor barrial.
-Llevé esa nota y cualquiera puede decir ‘es un juego de niños’. Pero esto, si no hay un adulto que marque lo que está bien y mal, instala el robo y la destrucción como posible dentro de un juego. Esas diferentes instancias del Estado tienen que ver con un cambio en materia penal y dentro del sistema judicial.
-¿Con solo eso alcanza?
-No, también es la articulación fina con otros ministerios que tienen que ver con la salud, educación, desarrollo social, y otras áreas. Esto también está contemplado y tiene que ver en cómo el Estado va a desplegar mecanismos más ágiles de intercambio para poder cubrir esas necesidades.
-¿Qué otras cosas se hablaron?
-Se habló mucho de la capacitación específica de todos los actores que intervengan desde los jueces y fiscales a las personas que trabajan en los diferentes programas. Muchas veces alguien sabe de ley pero no de niños. Participaron representantes de Unicef, Sedronar, Asociación de Pediatras, Magistrados y funcionarios, representantes de fiscales, organizaciones no gubernamentales y fundaciones que trabajan en villas.
-¿Qué tema tratarán en el segundo encuentro?
-Por el programa que nos entregaron el tema a tratar será justicia especializada, todas las implicancias que estén relacionadas con la necesidad de que los operadores tengan conocimientos específicos en los tribunales, fiscales, en las cámaras. También se hablará de la creación de regímenes socioeducativos y de salud como modelos integrales; trato dispensado desde el primer contacto con niños; plazo máximo de la duración de los procesos; qué se entiende por buenas prácticas en los centros de atención y el empoderamiento de la 26061.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario