Ahora, una ex concejal cruza a Cifuentes, y se recrudece la interna de la oposición y del PJ

Como cierre de los coletazos que generó el acto de inauguración del Hospital de Niños ?Debilio Blanco Villegas?, el despegue del seno del justicialismo que ensayó el ex candidato a intendente del Frente para la Victoria, Marcelo Cifuentes, en declaraciones realizadas a El Eco de Tandil, ya encontró sus primeros cruces.
Fue la ex concejal del PJ Corina Alexander, esposa además del presidente de ese partido, Rubén Sentís, quien salió a cruzar a Cifuentes luego de que el escribano se distanciara públicamente de las críticas al empresario Jorge Blanco Villegas ?y también al campo y Miguel Lunghi- que otros justicialistas plasmaron en un documento público.
?Es entendible que salga a defender al empresario, o lógico si se quiere, por sus relaciones profesionales y empresariales, más que por razones políticas? disparó Alexander en declaraciones realizadas a Multimedios El Eco, al analizar los recientes planteos de Cifuentes.
Al mismo tiempo ratificó que los duros planteos del documento, en el que hablaron de una supuesta ?servilidad? de la clase política tandilense a los intereses de una ?derecha? que creían olvidada, resume el sentir de los militantes, funcionarios y referentes que comenzaron a congregarse todos los lunes en la sede partidaria para realizar un seguimiento.
Una recapitulación de los últimos 15 días de los movimientos del peronismo serrano permiten avizorar que aún estallan las tensiones de la contienda electoral de 2007.
Sólo dos datos. El senador provincial del Frente para la Victoria Néstor Auza debió salir a desmentir un pedido de paso al costado que, según trascendió después de la visita de Scioli, habría incitado el ex ministro de Trabajo, Roberto Mouillerón.
A saber, en octubre del año pasado desde el entorno del titular de La Macaya le endilgaron al ex rector de la Universidad la caída de una candidatura legislativa por el FPV que nunca llegó.
El otro dato es el más reciente: Sentís pretendía ubicar a su mujer en la lista de concejales frentista y Cifuentes, con sus colaboradores, cerró esa puerta, tensiones que se generaron en aquel no tan lejano octubre y que ahora reaparecen tras la irrupción del escribano justicialista. Alexander apeló a lo visible: Cifuentes integra la escribanía que firmó la donación hospitalaria. La lapicera se la llevó de recuerdo Lunghi, casi como una metáfora exacta de la realidad política tandilense tras la desaparición de Julio José Zanatelli.
?Me parece sano en democracia poder opinar distinto y soy respetuoso de las opiniones expresadas por el presidente del PJ, Rubén Sentís, aunque  no  las comparto, como muchos otros justicialistas? les espetó Cifuentes, antes de ser cruzado por Alexander.
Aunque no definió si pretende disputar la presidencia partidaria: ?Soy un hombre al que le gustan los desafíos, pero como lo señalé en la respuesta anterior, soy orgánico a la doctrina justicialista, por tanto, primero está el movimiento y por último, los hombres. Anhelo un justicialismo organizado y orgánico, movilizado por las ideas, en debate permanente por la búsqueda de consensos, con insaciable vocación de poder, con la energía motivadora de todos los militantes en un proyecto inclusivo y conjunto, que posibilite en un futuro no muy lejano contar con un intendente justicialista en nuestra ciudad?.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario