Alan Wagner es líder en el Valle

Tras la primera jornada del Golf Play Classic 2008 quedó demostrado que, con el viento como gran protagonista, el campo del Valle de Tandil Golf Club es uno de los desafíos más complicados que los jugadores argentinos enfrentan en el país a lo largo de la temporada. Tan fuerte sopló (por momentos las ráfagas llegaron los 45 kph) que los organizadores debieron suspender el juego por una hora y regar algunos greens porque la pelota no permanecía quieta.
En este contexto, con greens muy rápidos y duros, ningún jugador pudo bajar el par de cancha en la que Alan Wagner, a pesar de terminar con bogeys en los últimos dos hoyos, se las ingenió para firmar una buena tarjeta de 71 golpes (par) y confirmar que su triunfo en el Abierto de Perú hace algunas semanas por el TLA no fue casualidad. Justamente aquella victoria, la primera de su carrera como profesional, que comenzó hace 13 meses, fue la clave para que el de Olavarría retomara la confianza necesaria después de una tarea irregular en Europa a mediados de año.
“Jugué muy bien, pegué tiros excelentes y cuando fallé me recuperé bien, como en el 10, que hice par desde más de diez metros. Lástima el final, donde terminé con dos pelotas injugables”, dijo Wagner, de 18 años, que en un par de semanas jugará la segunda etapa de la Escuela Clasificatoria del PGA Tour. El puntero intercambió birdies (3, 5, 6, 11 y 16) y bogeys (4, 9, 14, 17 y 18) pero demostró que es una cancha que le sienta bien: el año pasado finalizó en el tercer lugar.
En el segundo lugar, Ramiro Goti, Leonardo Machado y Gustavo Rojas, registraron 72 golpes (+1) y se mantienen como escoltas, aunque no todos los profesionales terminaron, por falta de luz, la primera vuelta.
Las caras de desazón de cada uno de los que iban terminando en el 18 fue el común denominador en esta jornada en la que el promedio de golpes fue el más elevado del año en un torneo de profesionales en Argentina, tal es así que superó los 80 impactos.
Quien mejor estaba haciendo las cosas era Ramiro Goti, pero en el par 3 del hoyo 15, después de dudar en la elección del palo por el viento arremolinado, se fue con triple bogey para terminar con una buena ronda de uno sobre el par. “Estoy pegando muy bien, lástima el error en el 15 pero tuve algo de mala suerte, la pelota quedó injugable en el bunker”, dijo el de Ranelagh Golf Club, que viene de buenas actuaciones en los últimos torneos en Argentina y en el Tour de las Américas.
Gustavo Rojas, en tanto, jugó por segunda vez esta cancha (la anterior fue el miércoles en el Pro Am), sin embargo, acostumbrado a jugar con viento, se las arregló para hacer tres birdies y cuatro bogeys, y también alcanzó el segundo puesto de este torneo que reparte 90 mil pesos en premios y que organiza Golf Play.
Para hoy, se espera un clima parecido con un sol imponente entre las sierras pero con un viento muy fuerte que una vez más amenaza con ser el gran protagonista en el Valle de Tandil.

Romero, cuarto en
Estados Unidos

El argentino Eduardo Romero, reciente vencedor del Campeonato SAS de Estados Unidos, se ubicó en el cuarto puesto en el Campeonato Constellation Energy Senior Players, luego de completarse la primera ronda.
El cordobés, de 54 años y que figura tercero en el ranking de ganancias del Tour de Campeones de la PGA, firmó una tarjeta de 66 golpes, cuatro bajo el par de la cancha, y en consecuencia quedó a sólo un impacto de los líderes, el irlandés Des Smyth y los estadounidenses Phil Blackmar y Bruce Fleisher. (Télam)

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario