Alexander apoya la puesta en funcionamiento de la actividad de los food trucks en la ciudad

La concejal del justicialismo, Corina Alexander, se refirió al proyecto de ordenanza tendiente a reglamentar la actividad de los food trucks en nuestra ciudad. Se dijo a favor de la iniciativa y consideró que no pone en riesgo los intereses del sector gastronómico. “Me parece que podemos convivir todos”, expresó.

Por su parte, propuso que los emprendedores que están interesados en brindar este servicio lo hagan en un lugar concreto, como así también se establezca “un sistema de licencias” para no saturar el mercado.

En diálogo con El Eco de Tandil, la edil explicó que el proyecto fue trabajado por el Departamento Ejecutivo y aún no ha sido acercado al Concejo Deliberante, aunque estimó que lo recibirán en los próximos días.

Detalló que todos realizaron intervenciones y expusieron sus propuestas respecto a la iniciativa y, en ese sentido, ella efectuó “aportes positivos para el desarrollo de la ordenanza”, con algunas consideraciones que realizó y que, en el caso de no haber sido incorporadas, tratará de que así sea una vez que el proyecto llegue al Deliberativo.
Dijo ver con buenos ojos que la actividad se desarrolle en Tandil, al igual que en otros lugares en los que ya está funcionando, no solo en la Argentina sino en el mundo. Subrayó que se trata de una propuesta que está “sostenida por la demanda y eso ya le pone valor a la oferta de este servicio”.

Respecto a la postura de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Tandil, que exigió reglas claras e igualdad de condiciones, consideró que es una posición “bastante dura”, ya que “así como otros emprendimientos no invadieron el mercado ni impactaron en el desarrollo de otros sectores, este no va a ser una eclosión en el sector gastronómico”, dijo.

Un lugar
específico

Concretamente, precisó que lo que ella propone es que la actividad de los food trucks se desarrolle en un lugar concreto, no en varios, como estaba previsto inicialmente. “Este punto es muy importante porque estaríamos evitando esta cuestión negativa que puede traer que coloquen un camión al lado de algún espacio gastronómico de la ciudad”, fundamentó.

De esa forma, resaltó que se estaría creando “un nuevo espacio dándole a un sector productivo una actividad concreta”, lo que consideró importante, ya que según lo que ha observado, los impulsores de la iniciativa son -en su mayoría- matrimonios jóvenes interesados en poner en marcha su propio emprendimiento.

Otras
propuestas

Por otro lado, planteó que sería importante que “se establezca una matrícula, como tenemos la de los taxistas o de los kioscos de diarios, porque de esa forma nosotros podemos regular la actividad. No va a estar saturado el servicio gastronómico, va a haber un tope y con esas licencias se va a poder -en el caso de que a alguno no le funcione- vender a otro. Eso es también importante y algo que se habló en las reuniones”.

Y, en tercer lugar, consideró que los foodtruckeros “tienen que participar de toda la agenda cultural de la ciudad”.

La concesión

Alexander señaló además que “hemos concesionado lugares como el camping, que hoy lo tiene Luis Cerone, o El Centinela, que son espacios públicos que en realidad se los hemos dado a concesionarios y ellos han desarrollado bien esa actividad, por lo que tienen prioridad ante otros”.

Planteó en consecuencia que “podemos hacer lo mismo con este sector productivo, que es otorgarle un espacio para esta actividad, así como lo hicimos con otros”.

La competencia

Por último, respecto a la competencia entre los food trucks y el sector gastronómico, la concejal afirmó que “no hay que tenerle miedo tampoco a las nuevas formas de producción que se van dando a lo largo del tiempo”.

Puntualmente, otro punto que también planteó la Asociación de Hoteles fue el de mantener la calidad del servicio que se ofrece en la ciudad. “Me parece que no va a ser una oferta de mala calidad la que se va a ofrecer en Tandil”, estimó.

En ese sentido, contó que “al menos con los emprendedores con los que he hablado, me hablaron de muy buena calidad. Tampoco es lo popular, sí es para un sector que le gusta tal vez más poder disfrutar de esa actividad, pero creo que podemos convivir todos”.

“Lo que sí -advirtió- tenemos que hacer es ver que no sature el mercado, que no nos invadan de otros lugares, que en el cupo que se establezca haya un porcentaje mayor de tandilenses al de las personas que puedan venir de otros lugares y que el lugar sea un lugar turístico, atractivo y al que la gente pueda llegar”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario