Allanan los consultorios de una banda que vendía remedios contra el cáncer y el HIV adulterados

“Durante los allanamientos realizados en las últimas horas detectives de la División Investigación Técnica del Delito, de la Superintendencia de Investigaciones Federales, secuestraron frascos y ampollas medicinales con falsa crotoxina y complejo proteico que eran fabricados por la banda”, dijo hoy a Télam una fuente policial.
“También se secuestró una gran cantidad de recetas y documentos que los médicos de los consultorios allanados utilizaban para concretar sus maniobras”, agregó.
Los operativos realizados en la Capital Federal tuvieron lugar en Juramento al 4400, del barrio porteño de Villa Urquiza, Malvinas Argentinas al 800 de Parque Chacabuco, Riobamba al 300 de Balvanera, y en Machain al 4300 de Saavedra.
El consultorio allanado de la provincia de Entre Ríos está situado en la calle Sargento Cabral al 100, en las afueras de Paraná.
En esos lugares, los policías encontraron agendas con anotaciones de pacientes, frascos con cápsulas de preparación casera, talonarios con recetarios, cajas con frascos de medicamentos homeopáticos, ampollas con crotoxina y con complejos proteicos y otras sustancias medicinales.
Además, durante los allanamientos los médicos a cargo de esos consultorios fueron identificados y afectados a la causa que en su momento registró siete detenidos.
La banda había sido descubierta hace 2 meses por detectives de la División Investigación Técnica del Delito cuando se concretaron allanamientos en farmacias y viviendas de los barrios de Boedo, Caballito y Villa Sodalti, donde fueron secuestrados vacunas antigripales y remedios contra el cáncer y el sida con la cadena de frío cortada y falsas crotoxinas y otros productos adulterados.
La investigación del caso, ordenada por el juez federal Norberto Oyarbide, se inició luego de comprobarse una serie de irregularidades tras una inspección realizada por autoridades sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación en la farmacia de Villa Soldati.
A partir de esa inspección los detectives comenzaron una pesquisa que en las últimas horas arrojó resultados para fortificar las pruebas, que incluyó filmaciones y seguimientos a los implicados, con la cual se pudo comprobar que los sujetos proveían medicamentos falsos a pacientes con cáncer o portadores del virus del sida.
La farmacia había sido clausurada tras la inspección, pero un tiempo después había seguido funcionando bajo la fachada de un maxikiosco.
Los clientes eran en su mayoría familiares de pacientes oncológicos y concurrían allí para que les entregaran crotoxina y complejos proteicos.
Ademas, se estableció que los remedios que habrían dado los sujetos, muchos de los cuales correspondían a muestras médicas, estaban vencidos, habían perdido la cadena de frío o habían sido adulterados con sustancias inocuas para duplicar las cantidades.
Los falsos medicamentos fueron trasladados a la División Investigación Técnica Del Delito, ubicada en Palermo, desde donde hoy serán remitidos al laboratorio químico para realizar las pruebas pertinentes para comprobar la toxicidad e idoneidad de los componentes.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario